JAIME PARRA

Existen los magos y viven entre nosotros, magos que pueden hacer felices y sorprender con su arte tanto a niños como a adultos.

Este es el caso de Sergi Guirao, conocido en la profesión como Mago Fido (en Instagramam @ciamagicfido o en el teléfono 665498245 para poder contratarlo para cualquier tipo de evento: comuniones, cumpleaños, despedidas…), vecino de Cehegín, nos habla de su arte.

¿De dónde viene tu interés por la magia?

Fui a ver al mago Mag Lari cuando era muy chiquitito a un teatro de Mataró, me impactó ver su magia, cómo funcionaba sobre el escenario. Un día anunció su libro en medio del espectáculo, yo le pedí a mi madre si me lo podía comprar. Mag Lari, del que sigo siendo muy fan, me lo dedicó. Llevaba cuatro juegos de magia simples para empezar.

¿Cómo te has ido formando?

Ha sido todo de forma autodidacta. Con libros, con tiendas de magia, investigando… todo para que los espectadores puedan disfrutar como yo disfruté cuando vi al mago Mag Lari.

¿A quién va dirigido tu espectáculo?

Tanto a niños como a adultos. No hago diferencias entre unos y otros. No me cierro a ningún público, sí que modifico el guión para que las bromas sean más simples o más elaboradas según a quién me dirijo. Hago cumpleaños, comuniones, despedidas o simplemente un grupo de amigos a los que les gusta la magia y me contratan. Tampoco me cierro a ninguna oportunidad

¿Qué toque le das a tu función?

Me gusta darle un toque de humor ácido, aprovecho la situación para reírme del espectador o ponerme yo un poco en ridículo. Que no crea el espectador que va a ser tan bonito todo, sobre todo si lo saco al escenario. Será mi víctima. Ese es el personaje que me he inventado. Me gusta también improvisar, no al cien por cien porque un espectáculo requiere mucho trabajo previo, pero sí que intento improvisar según cómo respondan los espectadores.

¿Se nace mago o se aprende?

Hay un poco de todo, se puede tener un don pero nadie te va a quitar el tener que estudiar y practicar para que salga de la mejor manera posible. Yo sigo haciendo juegos que aprendí cuando me inicié en la magia, pero ahora los modifico para que sean más impactantes. Por mucho que tengas la facilidad de ponerte delante de alguien a hacer magia, hay mucho trabajo detrás que, como no lo hagas, podrás hacer algún juego pero no llegarás al máximo de tu potencial.

¿Cuál es tu especialidad?

Lo que más me gusta y me he especializado es en cualquier tipo de magia en el escenario: cartas, cuerdas, monedas, cajas, flores… pero siempre en el escenario.

¿Y tu juego de magia favorito?

Me hice mago por Mag Lari y por un juego concreto en el que se coge una cuerda, se corta en dos trozos y esa cuerda vuelve a salir entera. A día de hoy aún siento que si no hiciera ese juego estaría traicionando la razón por la que me hice mago. ¿

Qué es lo más difícil, la ejecución o la historia con que envuelves el truco?

Nosotros no decimos “truco”, sino “juego de magia, el mago debe ser el primero que debe creerse que hace magia porque, si él no se lo cree, no puede pretender que otro se lo crea.

Lo más difícil para mí es conseguir que el primer juego me encaje con la música de la presentación. Poder enlazar la música con el juego es bastante complicado, a lo mejor requiere una música más tranquila pero la presentación por su parte lo que pide es ritmo, porque debo empezar con un juego alto y sorprendente, luego puedo permitirme bajar un poquito y luego subir y subir hasta el juego estrella que suele ser el del final.

Pero para llamar la atención del público debe hacerse un juego de apertura sorprendente, porque si empiezas abajo te quedas abajo.

¿Con qué clase de espectadores te encuentras?

Para los niños existe la magia, no se preguntan cómo lo estás haciendo. Ver sus caras desde el escenario es una satisfacción muy grande.

Luego está el que cuchichea con el de al lado diciéndole “creo que lo ha hecho así” y cuando consigo dejarlo con la boca abierta ya es el summun de la satisfacción: sorprender a quien va a pillarte.

¿Con qué sueñas en el mundo de la magia?

Poder vivir de la magia y hacerme una foto con Mag Lari y estar una tarde charlando con él compartiendo experiencias.

¿Qué consejos darías a quien empieza?

Que busque una tienda de magia y que tenga muy claro sobre todo el estilo de magia que quiere hacer, que se compre un libro sobre ese estilo, pero un libro para iniciarse, no “los cien secretos de la magia para ser profesional mañana”. Así no se puede empezar.

No debe tener prisa en aprender mucho para con diez juegos hacer un espectáculo.

Recomiendo aprender un juego que esté bien pero a partir de ahí centrarse más una técnica que en juegos, porque a lo mejor sabes hacer veinte juegos pero tu técnica es muy limitada entonces quiere perfeccionar, pero no avanzas y te quedas atascado.