Ana Gama

La exposición Piedra y Piel de Magdalena Zamora se inauguró el 16 de diciembre en La Galería de Cehegín, sede del Colectivo de Artistas Plásticos de Cehegín. En la muestra la artista invitaba a la contemplación del cuerpo humano como motivo central. Tema presente en su producción desde comienzos de los años 90 cuando arranca su carrera profesional como artista, y que, fiel a sí misma, reexamina constantemente, ofreciéndonos una nueva perspectiva con cada nueva exposición.

Por medio del mármol y el uso de los óxidos naturales y esmaltes nos lleva a través de una serie de figuras monocromáticas. Juegos de luces y sombras, fragmentos de cuerpos y piedras que atrapan la mirada.

Magdalena Zamora Sánchez es una artista polifacética, de amplia trayectoria dentro y

fuera nuestro país (París 1997; Frankfurt 1998). Se desenvuelve en pintura y escultura además de otras técnicas de artesanía a la que dedica buena parte de su obra. Actualmente se encuentra volcada en la producción artística dedicada a su localidad, labor que compagina con el trabajo de gestión y difusión cultural y turística de esta misma ciudad.

P: ¿Nos puedes contar un poco sobre tu trayectoria artística?

R: Me formé en cerámica y estudié historia del arte. Empecé hace 28 años como profesional montando mi negocio enfocado hacia el arte en general, pero sobre todo hacia la pintura en cerámica. He hecho exposiciones en España, por ejemplo, en el Palacio de cristal de Madrid, y fuera del país como en París, Carrousel du Louvre, Alemania, en una galería de Colonia o en la feria internacional de arte y artesanía de Frankfurt. Hasta que hace unos doce años trasladé mi estudio-taller de arte al Casco Histórico y compagino la trayectoria artística con otros trabajos relacionados con la difusión cultural.

P: ¿En qué consiste el proceso de trabajo en cerámica?

R: Cuando me dispuse a hacer el taller el enfoque era trabajar y reproducir los mosaicos pintados a mano, pero luego trabajé interpretando temas íberos, las obras siempre han estado relacionadas con la historia del arte, representando escenas barrocas del mundo de la pintura trasladadas a la cerámica, murales para empresas, hoteles, numeración…No modelaje, aunque lo practico cuando me apetece, pero a nivel profesional, principalmente pinto cerámica sobre la baldosa bizcochada de Valentín (de una sola cocción) o bien me hago yo mi propio soporte cerámico.

P: ¿Por qué trabajar sobre mármol?

R: Pues realmente lo del mármol fue un experimento que me gustó mucho cuando hice las pruebas. Me costó trabajo llegar a la conclusión actual. Fue un proceso de investigación, al principio quería unas cosas y el mármol me hacía otras. Y finalmente después de años trabajándolo conseguí el resultado que deseaba. Por qué usarlo, pues primero porque es un soporte diferente, que creo que lo hace poca gente, si es que lo hace alguien. Segundo, porque es muy nuestro, es muy de nuestra tierra. Tú sabes que estoy muy implicada con Cehegín y por la labor del pueblo y vivimos en una tierra que produce ese tipo de material maravilloso. Además el efecto final que causa la tinta sobre el mármol me parece fascinante, ya que parece que nace la pintura de la propia piedra y eso me encanta.

P: ¿Qué pigmentos y técnicas empleas para intervenir el mármol?

R: Pues trabajo con tintas, algunas industriales, pero sobre todo con el óxido de hierro, óxido de manganeso o el óxido de cobalto que rebajo con agua y aglutinantes, muy líquidos para emplear los pigmentos como si fueran tintas.

P: ¿Ha sido complicado el montaje de las losas de mármol dentro de las cajas que se han colgado en las paredes de la Galería.

R: No, ha sido muy sencillo. Los soportes son artesanales, en este caso los ha hecho mi marido Martín. Siempre me ha hecho él los soportes y marcos. Yo tenía claro que quería que los soportes fueran unas cajas que ya había utilizado en otras ocasiones para otro tipo de trabajo, sobre todo en cerámica.

P: ¿Cuál dirías que es tu aportación al tema de la figura femenina?

R: Pues yo creo que a la figura femenina no tenemos mucho que aportar nadie, a la femenina ni la masculina. El cuerpo humano es tan hermoso por sí solo y dice tanto que no creo que sea necesario. Yo aporto el respeto y el gusto por la expresión corporal de cualquier cuerpo femenino y masculino. La voluptuosidad del cuerpo femenino me gusta, me llama la atención, me parece delicada y hermosa. Los pechos tienen miles de representaciones desde la maternidad, la feminidad…Una de las obras la asocian con el cáncer, que es cierto que cuando la hice me vino a la cabeza la imagen de las luchadoras que han tenido que lidiar con el cáncer de mama y que lidian. Luego el cuerpo masculino es lo contrario, son rasgos marcados y rectos que también me gustan. Al final me evocan la escultura clásica y la escultura barroca que es lo que me entusiasma.

P: ¿Estás trabajando ahora en nuevos proyectos?

R: Ahora mismo estoy desintoxicándome de los proyectos, porque ya he realizado dos exposiciones en el 2022 y estoy organizando mi cabeza, pero aun así, yo siempre estoy trabajando en proyectos nuevos. Y además en uno en concreto que es una obra para la Galería, para una exposición colectiva que se va a representar muy pronto.

P: ¿Cómo ha sido recibida la exposición?

R: La impresión en general ha sido muy satisfactoria. La exposición ha gustado mucho, a la gente le ha impresionado y se han quedado sorprendidos con la pintura sobre mármol, porque que yo sepa no se ve gente que haga esto. De hecho hablé con un empresario del mármol sobre que estuvieron haciendo pruebas con químicos y me dijo que no encontraban como pigmentar el mármol.

P: ¿Cómo fundadora del Colectivo de Artistas Plásticos de Cehegín que te está pareciendo el funcionamiento de la Galería?

R: Maravilloso. Lo cierto es que esperaba más lentitud en la actividad, por decirlo de alguna manera, y no. Veo a la gente muy ilusionada e implicada en general. A veces somos complicados para trabajar en equipo y para crear colectivos o nos cuesta, pero en este caso la verdad que estoy muy contenta.