Artículo de Somos Cultura. 21 de julio de 2020

A lo largo de los años, Murcia ha gozado de importancia nacional industrial en diferentes sectores (seda, conserveras, agricultura, minería), pero al final solo ha perdurado con fuerza la agrícola que ha sabido adaptarse a los tiempos y que sigue adaptándose a la revolución verde en al que nos encontramos. El resto, no supieron adaptar sus estructuras a las condiciones de la economía que vivieron, ni tampoco consiguieron que el dinero obtenido en la época de abundancia repercutiera en suficientes inversiones estructurales que permitieran modernizar o preparar las bases de la siguiente industria en nuestra región. Nuestra historia, salvo por la agrícola, ha sido una de creación de industrias pasajeras, de las que se saca beneficios durante un período de tiempo pero luego parece no haber repercutido en la riqueza general posterior de la región. Por ello, creo que debemos replantearnos toda la situación de nuestra industria y reorientarla en otra dirección más cercana a los nuevos tiempos, de forma que consigamos crear una industria estable y duradera, fuente de trabajo y riqueza.

Uno de los puntos necesarios para ayudar a la industria es una adecuada inversión en infraestructuras, pues se trata de algo que va en beneficio del futuro crecimiento de la región. Por ejemplo, paralizar las obras de las nuevas redes de transporte (cómo el tranvía o las rutas de cercanías), no hace sino ralentizar el futuro crecimiento de España como nación y de Murcia como región, además de hundir a la iniciativa privada, en lugar de colaborar con ella. Yo visualizo una Murcia dónde uno pueda llegar a todos lados (incluso los polígonos industriales), en autobús, taxi, bicicleta o tranvía.

Por muy mermadas que estén las arcas públicas, estos gastos deberían ser prioritarios, aun mas en una situación donde de lo que se trata es de recuperar el crecimiento económico. Es importante, realizar una oportuna reorientación de las inversiones y gastos. En este sentido, con los avances tecnológicos actuales, Murcia cuenta con la base de recursos necesaria para reorientar su industria hacia la revolución verde actual.

Por ejemplo, tenemos noticias que hablan de que es posible fabricar ladrillos a través de los residuos de fabricación de la cerveza (Fuente :Portal Montevideo 08/10/2018. https://www.montevideo.com.uy/Ciencia-y-Tecnologia/Residuo-de-elaboracion-de-cerveza- es-util-para-fabricar-ladrillos-uc697694). Siendo nuestra región cervecera por tradición, podríamos aprovechar este avance, traerlo y generar sinergias con la construcción.

Si queremos trasladar este planteamiento al resto de sectores se trataría de generar una regulación flexible y con un buen régimen fiscal para la generación de un nuevo sector, el ecológico, dedicado a la reutilización y reciclaje de todos los residuos generados por la industria y el uso de las familias. Se trata de crear en resumen una industria de retorno, de economía circular en nuestra región, que proporcione los recursos para trabajar pero con todo tipo de material reciclado. En este sentido tenemos el artículo que habla sobre el futuro de la industria del reciclaje en Europa “La industria actual del reciclaje en Europa y su futuro” (https://www.earthsquad.global/es/la-industria-actual-del-reciclaje-en-europa-y-su-futuro/. Y este otro https://www.residuosprofesional.com/industria-reciclaje-ahorro-recursos/ dónde se valida la función realizada por este tipo de industria descrita por la FER(Federación Española de la Recuperación y del Reciclaje).

Por otro lado, es cierto que la industria del reciclaje del papel está pasando por malos momentos, como nos indica el artículo del siguiente enlace http://www.repacar.org/2019/12/04/la-necesidad-urgente-de-alinear-la-economia-circular- con-la-realidad-del-mercado/. Debido principalmente a que los precios de recogida y reciclaje superan a los beneficios. Para subsanar esto se debería potenciar el uso de material reciclado en la industria, creando o potenciando el mercado final para estos materiales, asegurando la organización de una economía circular.

Estos son algunos de los planteamientos que SOMOS REGION tiene para la industria de la región. Visualizamos otro futuro posible, uno con más trabajo para nuestros ciudadanos y riqueza para nuestra región. Os pedimos confiar en nuestro programa, confiad en el futuro.