Ana María Vacas

La primera impresión la tarde que conocí a Lucia fue de impacto visual por su personalidad incluso en su fisonomía, no fue el día de la entrevista si no en la Feria Internacional de Arte keyhole Art Fair en la cual presente mis obras, junto a Pedro Abellán y ella estuvo visitándola. Para una persona observadora como lo soy yo, fue todo un reto estudiar su rostro, sereno, silencioso y casi sublime, posteriormente he tenido la posibilidad de visionar su trabajo reconociendo en Lucia la facultad de transformarse en múltiples personajes, en variadas expresiones con una facilidad pasmosa; esa distorsión viene acompañada de un talento magistral que sin ninguna duda la lleva al reconocimiento en el mundo de la interpretación.

No sabe muy bien cómo comenzó  en el mundo del arte dramático. En primera instancia recuerda su momento iniciático fue en un taller de teatro en el colegio inducida por su madre; de niña era muy peliculera y le venia como anillo al dedo desarrollarse en este ámbito. Tan cómoda se sintió que ya nunca ha dejado de interpretar, pues para ella es la parte esencial de su persona. Después continuó  mucho más comprometida durante la etapa de  Bachillerato, no pudiendo obviar esta vocación que se reafirmaba por momentos; estaba deseando que llegara el día  de sus clases de teatro para desconectar de todo, y sentir la liberación personal que éste le aportaba. Es una persona muy dinámica y no desaprovechó en esos momentos la ocasión de participar en todo aquello que le ofrecían.  Las obras realizadas en  el taller de Teatro de Cehegín  junto a  Fernando Ripoll  (2006.2016) y la Asociación Teatral y Cultural Alhory, aumentaron su motivación; vivir en primera  persona la sensación de estar en un escenario, iluminada con focos, sin ver los rostros anónimos de las personas que la rodeaban, era sentirse plenamente satisfecha, conmovida y llena de energía y potencial que mostrar.  En 2015 queriendo aumentar su formación se inscribió en un curso de improvisación impartido por Javi Soto perteneciente al grupo de teatro Improvivencia, en ese momento supo que aunque estudiara otra carrera paralela para contentar a sus familia, intentaría mantenerse  y desarrollarse dentro de la interpretación siempre.

Después de realizar el Bachillerato de Humanidades, Latín y Griego, comienza en Murcia  la carrera de Traducción e Interpretación; su primer curso de carrera fue un año de cambio personal y transformación,  le costó defender su interés por el Arte dramático  en contraposición con las dificultades de no encontrar el camino correcto en este ámbito en  la ciudad de Murcia. Desmotivada por las circunstancias y a cuatro meses de la pruebas selectivas en Madrid del RESAD (Real Escuela Superior de Arte Dramático) de Madrid, le era muy difícil encontrar donde preparase. Como por arte de magia, y por una hermosa casualidad encontró a Mónica Adan, una excelente profesora de Madrid que ese curso residía en Murcia. Las pruebas de una exigencia notable iban a requerir toda su atención, debido al año sabático dentro de los escenarios que estaba sufriendo, no por decisión propia .La expresión corporal es parte fundamental de un actor para conseguir transmitir, necesita un trabajo exhaustivo y agotador para poner en forma tanto su cuerpo como su mente. Para Lucia esa puesta en marcha fue una bendición a pesar de sentir su cuerpo dolorido, entumecido por tanto tiempo carente de expresión que no fuera la suya propia; fue en este momento cuando se dio cuenta lo que había echado de menos el mundo de la interpretación.  Las clases recibidas por Mónica  y  la supervisión del director de teatro Juan Rivas fueron fundamentales para que su preparación no pasara inadvertida. Las pruebas cuyo temario era conocer toda la obra escrita en el siglo de Oro y en el siglo Veinte, constaba de varias partes, reconocer la obra, hacer un comentario e interpretar un monólogo; consiguió aprobar la parte teórica, con la dificultad de prepararse en cuatro meses, lo que otras personas hacían en años, pero esto le ayudo a entender los castin interpretativos. La base del teatro es saber adaptarse a lo que exija su director, intentando sumar  experiencias que te ayudan mucho a crecer.

Trasladó su expediente a la Complutense  de Madrid a continuar sus estudios de Traducción e Interpretación,  con el condicionante de poder continuar con su formación de actriz;  investigando e informándose encontró un Certamen de Teatro con un profesorado muy profesional, como José María Esbec, con el que realiza un taller en 2018. Se dedicó a mandar su curriculum a grupos de teatro, y consiguió entrar en un grupo de teatro “la Escena Roja”, cuya directora es Mercedes Delgado Ladrón de Guevara, muy respetada dentro  del panorama de Madrid, por caracterizarse en  teatro de vanguardia. Comenzó a trabajar en la preparación de una obra y su presentación se realizó en el paraninfo donde actuaba  Federico García Lorca, lugar emblemático para los inicios de cualquiera pero sobre todo de una actriz; consiguieron el primer premio, además de ser galardonada con otros seis premios, llevándoles este reconocimiento a actuar en el Teatro Bellas Artes de la Gran Vía de Madrid, inflexión importantísima  para Lucia dentro de su trayectoria, ya que a partir de ese momento el trabajo del grupo al que pertenece recibe muchísimas ofertas. Es un tipo de teatro muy nuevo que se centra en las sensaciones más que el texto;  meterse en la mente de la persona, y explotar las sensaciones básicas, sentir en primera persona, ponerte en su lugar y ser honesto, estudiando e investigando las características de estos personajes e intentar reflejar lo más fielmente lo que puede llegar a vivir. Al final la esencia de esas sensaciones, son multiplicadas por mil al encontrarse en un escenario. Actualmente en cartel,  están trabajando sobre situaciones límites, con la obra” LIMITS”es una propuesta escénica no convencional del “Laboratorio Experimental Colectivo La Escena Roja”basado en hechos reales. Limites emocionales, psicológicos, miedos, fobias, deseos… ¿Qué límites puede traspasar una persona cualquiera si llegara a experimentar una situación extrema? ¿ Y si ya las estuviera viviendo? ¿Cómo escapar de un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)¿ ¿Cómo contrarrestar su ritual compulsivo en una sociedad desconfiada e intolerante? Así es como presentan esta puesta en escena tan conmovedora aportándole momentos gratos como actriz, cuando Asociaciones de enfermedades, madres, psicólogos, reconocen que la labor que realizan encima del escenario está totalmente consensuado con dichas situaciones limite y que además ayuda a que el espectador entienda estas situaciones a veces tan conflictivas.

Ya en tercero ha llegado a entender un poco más la carrera de traducción e Interpretación, no renunciando a poder trabajar por un tiempo visionando cine y traduciendo, pero lo que de verdad le llena su corazón está en la interpretación sin ninguna duda. Para tener solo 20 años, su itinerario profesional no deja impasible a nadie, y menos después de poder ser espectador en directo. Cada una de las obras que ha interpretado han ido dando forma a su persona, a su alma, a su capacidad, que a veces inexplicablemente cuando te detienes a mirarla sientes que irradia desde sus hermosos ojos, (como diría su abuela), todas esas experiencias imprescindibles para ser hoy día la persona que es.

Enhorabuena por reconocer desde el primer momento tu verdad interior, luchar por ser honesta contigo misma y poder mostrarnos toda esa riqueza interior.