AYUNTAMIENTO DE CALASPARRA

Tres payasos con ganas de pasarlo bien decidieron aventurarse en el bosque de la risa. Torpes, irónicos y con ganas de reírse de cualquier cosa: de lo que sea y con quien sea. El caso es que llegaron dispuestos a hacer pasar un rato hilarante con sus divertidas peripecias, a todos los niños y adultos que ayer asistieron a disfrutar con ellos.

Membrilla, Pipa y Golosino fueron los responsables de un espectáculo que sacó sonrisas y carcajadas a todos los niños y niñas que allí estuvieron.