ANTONIO JOSÉ ESPÍN/DIPUTADO SOCIALISTA EN LA ASAMBLEA REGIONAL

Los presupuestos de la Región de Murcia para 2021 vuelven a olvidarse de nuestro territorio, como en las últimas tres décadas de gobiernos del PP. Se ha convertido en una macabra costumbre que el Noroeste murciano quede fuera de todos los planes del gobierno regional, pero López Miras acentúa ese maltrato a nuestros pueblos, privándonos de toda inversión que nos permita mirar al futuro con esperanzas de progreso.

Nos encontramos inmersos en la tramitación parlamentaria de la Ley de Presupuestos, que ha llegado 7 meses tarde a la Asamblea, gracias a la indolencia de López Miras, que ha estado más ocupado en comprar tránsfugas y en corromper las instituciones que en elaborar estas cuentas, absolutamente necesarias para salir reforzados de la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia.

Estos presupuestos deberían ser los de la recuperación y el fortalecimiento de nuestros servicios públicos, pero la incapacidad del gobierno de la Región los ha convertido en una oportunidad perdida para nuestra tierra.

El Gobierno de España ha invertido una cantidad histórica durante estos meses de pandemia, aportando el 90% del presupuesto para este 2021, a lo que hay que añadir los más de 1.000 millones extra que enviará a la Región para reforzar nuestros servicios básicos e impulsar nuestra economía. Un dato que deja patente que el gobierno regional depende absolutamente del Estado, negando, con su nula capacidad de gestión, la autonomía que se nos presupone. Y es que, no solo tenemos un gobierno mantenido, sino lo que es peor, inoperante, pues teniendo una oportunidad de oro para avanzar a pasos agigantados, López Miras ha decidido congelar las cuentas de la mayor parte de los servicios públicos y continuar con el estancamiento económico que sufre desde hace años nuestra Región.

Esto se agrava aún más en nuestra comarca, que sigue siendo la gran olvidada en estos presupuestos, dejando a nuestros vecinos y vecinas en la completa estacada. Y para muestra, un botón. La inversión media por habitante en la Región de Murcia es de 256€, mientras que la media por habitante del Noroeste es de 100€ ¡Un robo a mano armada!

Seguimos sufriendo un menosprecio injustificado al imputarnos como inversión cada año un peaje en sombra por la utilización de la Autovía del Noroeste, que no pagan otros ciudadanos de la Región con características similares. Seguimos teniendo una cantidad ingente de kilómetros de carreteras secundarias en pésimo estado. Y la tendencia a la despoblación sigue aumentando, gracias a una nula vertebración territorial que aglutina los motores económicos en las grandes ciudades, dejando sin políticas activas de empleo y empresa a zonas y comarcas como la nuestra.

Además, sufrimos una merma importante en la prestación de servicios básicos, con una red de transportes públicos deficiente, colegios e institutos antiquísimos y un servicio sanitario de segunda. Sin ir más lejos, la UCI de Caravaca vuelve a quedarse fuera de estos presupuestos, pues lo que han proyectado no da ni para empezar a imaginarla. Esta inversión es una reivindicación histórica que responde a una necesidad perentoria para quienes vivimos en esta comarca. Sin embargo, lo único que hemos obtenido han sido promesas vanas e incumplimientos constantes. El PP vende que el dinero para esta inversión está aprobado en Consejo de Gobierno, pero donde tiene que estar, que es en los presupuestos, no aparece ni por asomo. Vuelven a mentirnos y a jugar con nuestra salud, algo imperdonable dadas las circunstancias.

Los socialistas no nos resignamos a este agravio constante, a este insulto y humillación a nuestros vecinos. Por eso, desde el Grupo Parlamentario Socialista, hemos presentado enmiendas a este presupuesto, para que nuestra tierra tenga el hueco que le pertenece y los vecinos de Caravaca, Cehegín, Bullas, Calasparra y Moratalla recibamos la inversión que merecemos y a la que contribuimos, como todos los murcianos, con nuestros impuestos.

Así, hemos solicitado la inclusión de las obras de desdoblamiento de la entrada a Caravaca, cuya inversión este año han eliminado, y de las obras de prolongación de la autovía hasta el Polígono Industrial de Cavila. También la elaboración del Plan Director de Rehabilitación y Puesta en Valor del Casco Histórico de Cehegín, así como la ejecución de la tercera fase de su Ronda o circunvalación, aparcada desde hace años. El arreglo de la Avenida Luis de Los Reyes de Bullas y la construcción de los colectores de aguas pluviales de dicha zona y del Camino del Río. La reposición del colector general de Calasparra, del de Los Madriles y Los Marines y las obras de acondicionamiento del Museo del Arroz. Y el arreglo del Teatro Trieta de Moratalla, así como la adecuación de la carretera de El Sabinar a Nerpio.

Inversiones necesarias para nuestro desarrollo y que vendrían a hacer justicia, aunque sea después de tantos años de maltrato, a nuestra comarca.

No cejaremos en nuestro empeño. Mi compañera Consa Martínez y un servidor nos dejaremos la piel para que nuestros municipios dejen de ser los grandes olvidados de López Miras. El trabajo es arduo, dada la desidia que sufrimos, pero es de justicia que respondamos a la confianza de nuestros vecinos y vecinas con unas dosis enormes de trabajo y compromiso, que en el PP han brillado siempre por su ausencia.