JAIME PARRA

El equipo infantil de las Escuelas de Fútbol Sala de Caravaca ha regresado a casa tras disputar la Tapia Cup que se ha celebrado en Villa Nueva de Tapia.
Un torneo con solera, ya que se ha celebrado en dieciséis años y cuenta con los mejores equipos de fútbol sala masculinos y femeninos.

JAIME PARRA

El equipo infantil de las Escuelas de Fútbol Sala de Caravaca ha regresado a casa tras disputar la Tapia Cup que se ha celebrado en Villa Nueva de Tapia.
Un torneo con solera, ya que se ha celebrado en dieciséis años y cuenta con los mejores equipos de fútbol sala masculinos y femeninos.
Por primera vez ha participado el equipo que dirige Lorena Sánchez: doce jugadores acompañados de sus dos entrenadores y dieciocho padres y madres han compuesto una expedición que ha llegado hasta semifinales, quedando terceros de dieciocho equipos, con tan solo tres goles en contra.
Su entrenadora destaca de sus jugadores que han sido grandes embajadores de Caravaca, explicando su Año Jubilar, repartiendo folletos y cruces: “ha sido una experiencia espectacular por la convivencia de los padres, por el ambiente deportivo de los críos… y por la buena organización del torneo.. de hecho a raíz de ahí nos han llamado varios equipos de Málaga para invitarnos a más torneos”.