MICAELA FERNÁNDEZ

Las guarderías y colegios de la localidad se reúnen en la plaza del Ayuntamiento para celebrar su particular fiesta del tambor.

La cantera tamborista de Mula se mantiene activa y se fomenta con actividades como la tamborada infantil, un evento que después de años celebrándose ya forma parte de la Semana Santa muleña.
Cuando las campanadas de la torre del reloj de la plaza del ayuntamiento de Mula marcaban las doce del medio día del pasado Viernes de Dolores, los escolares de la localidad, rememoraban su momento de tradición con la celebración de la tamborada infantil. Un evento que se ha consolidado a lo largo de los años y en la que participan las guarderías, centros de primaria y secundaria de la localidad.
Este año, además, la Asociación de Tamboristas, hizo la petición de que los escolares se situaran en la plaza mirando a la torre, tal y como se hace en la noche de Martes Santo, y no mirando al balcón del Ayuntamiento como se venía haciendo.
Tras la llegada del medio día y tras el toque del cornetín, los escolares ataviados con sus túnicas y tambores hicieron vibrar las calles de Mula preludio de la gran tamborada del Martes Santo.