En el marco de la campaña promovida y financiada por Ecoembes para mejorar reciclado de envases domésticos, un grupo de “ecoinfomadores” está realizando más de mil visitas directas a domicilios del barrio de Extremadura, lugar donde se desarrolla esta experiencia piloto por espacio de un mes.
Ecoinformadores de EcoembesSegún los datos facilitados por la empresa encargada de la recogida de residuos, durante la primera semana de la puesta en marcha de la campaña se ha triplicado la cantidad de papel y cartón y se ha duplicado el número envases de plástico depositados en los contenedores. La cantidad de impropios o envases que son arrojados al contenedor de reciclaje equivocado ha pasado del 40% al 10%.

Los concejales de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Salvador Gómez y Antonia Mª Álvarez Jorquera, respectivamente, recordaron ayer que se trata de una campaña piloto que se celebra por espacio de un mes y que transcurrido este tiempo continuará el sistema tradicional de contenedores de residuos orgánicos puerta a puerta y se mantendrán los puntos limpios con contenedores de reciclado. “Esta campaña se ha puesto práctica con la intención de mostrar a los vecinos que su papel es clave en el reciclaje de envases y en la construcción de un futuro sostenible y obtener datos para mejorar en este sentido”, declaró la concejal de Medio Ambiente.

Se han colocando contenedores de 800 litros en puntos limpios, repartidos en un total de 12 isletas, dotadas de contenedores de envases, papel y orgánica, situados a un máximo de 50 metros de las viviendas. Los ‘ecoinformadores’ que participan en esta campaña están realizando visitas directas a domicilios explicando los objetivos del proyecto, la reestructuración de los puntos de reciclado y los correctos hábitos para el mismo. Las visitas van apoyadas con la entrega de una bolsa amarilla para facilitar la separación los envases de plástico, latas y briks y el transporte a su correspondiente contenedor.

Ecoembes, la organización de ámbito nacional que cuida del medio ambiente a través del reciclaje y el ecodiseño de los envases domésticos, ha destinado 30.000 euros a las distintas acciones de la campaña que se desarrolla en Caravaca de la Cruz y que incluyen diversas medidas de concienciación como buzoneo en viviendas y promoción en vallas, mobiliario urbano y medios de comunicación. La campaña también implica al alumnado de todos los centros educativos del municipio, con la entrega de material didáctico y un concurso.