Han sido necesarios diez años de arduo trabajo, y por fin el sueño se ha hecho realidad. Los Caballos del Vino de Caravaca son Patrimonio de la Humanidad. La noticia se hizo esperar, ya que el comité dejó sin resolver varios expedientes programados para ayer y finalmente se daba el visto bueno a la candidatura. La emoción entre los miembros del Bando, responsables de la candidatura, así como concejales y alcaldes ha estado visible durante toda la mañana.

La decimoquinta reunión del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial se está celebrando de manera telemática, debido a la situación sanitaria que vivimos.