PSRM-PSOE

Los alcaldes y alcaldesas socialistas han mantenido una reunión con el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, para abordar cuestiones que afectan a las fases de desescalada, así como a otros asuntos de especial sensibilidad como la Ley de Protección Ambiental, y le han exigido que estas reuniones no sean un mero escaparate, sino que el Gobierno regional cuente con los ayuntamientos en la toma de decisiones, algo que hasta ahora no ha hecho.

Los alcaldes y alcaldesas del PSOE señalan que la decisión de traspasar competencias ambientales en urbanismo es irresponsable y temeraria por parte del Gobierno regional, ya que, hasta ahora, el “doble filtro” garantizaba una mayor transparencia.

Han indicado que la arbitrariedad no puede ser la tónica predominante a partir de ahora en un tema tan importante como es el medio ambiente, ya que esta decisión podría generar desigualdad de criterios entre municipios.

El traspaso de la competencia de la Ley de Protección Ambiental a los consistorios también ha sido duramente cuestionado por alcaldes y alcaldesas del PSOE, ya que delega la regulación, pero la financiación recae en los ayuntamientos, con el sobreesfuerzo que supone en el panorama actual.

Consideran precipitado que las playas abran en mayo, tal y como indicó el consejero de Sanidad, y así lo han manifestado los regidores socialistas de los municipios costeros, afirmando que se debe guardar cautela y garantizar por encima de todo la salud de la ciudadanía.

De la misma forma, la Comunidad Autónoma también transfiere la competencia relativa a las quemas agrícolas, a pesar de ser competencia de la CARM y de que muchos municipios no cuentan con los recursos necesarios para poder abordar este problema.

Finalmente, los dirigentes municipales socialistas han insistido en que el Gobierno regional debe contar con los ayuntamientos antes de la toma de decisiones, no solo para informar a posteriori. “No puede obviar a la Federación de Municipios de la Región de Murcia, negando la posibilidad de debate y de una puesta en común de las necesidades y situaciones reales de las localidades murcianas”.