E. SOLER

Izquierda Unida en la Región de Murcia blinda a su coordinadora general, Candi Marín, bajo el grito «Si difaman a Candi Marín, difaman a toda Izquierda Unida».

Las reacciones desde la coalición política no se han hecho esperar, su otro coordinador general, José Luis Álvarez-Castellanos, comparecía en salón de plenos del consistorio moratallero, acompañado de Marín y de los ediles que forman el grupo municipal de Ganar Moratalla-IU. Aunque Álvarez-Castellanos matizó que no se trataba de «una amenaza», si mando un mansaje contundente a la sede de Princesa y a su nuevo secretario general, Diego Conesa.

Actualmente la formación de izquierdas gobierna en un total de ocho ayuntamientos con el PSOE, además en otros ocho ayuntamientos, sin estar en el gobierno, la mayoría absoluta de las decisiones que se tomen en dichos consistorios dependen directamente de IU. «No lanzó ningún órdago ni amenaza, pero evidentemente lo que pase en Moratalla con el pacto de gobierno, afectará a todos los pactos que hay en la Región de Murcia y eso el PSOE tiene que tomar buena nota, especialmente el alcalde de Moratalla», ha concretado el dirigente quien concluyó su intervención manifestando que «confío en que el Partido Socialista no sea tan insensato que no valore realmente la transcendencia de la cuestión».

Esta previsto que hoy se celebre una reunión entre PSOE e IU a nivel regional.

Falta de lealtad

Candi Marín acusó al actual regidor Jesús Amo de su falta de lealtad, ahora y durante los dos primeros años de gobierno. Marín recordó que tenía conocimiento de que «iniciaron conversaciones con el Partido Popular para promover una moción de censura, mientras habían firmado un pacto con nosotros». También puso de manifiesto que el PSOE de Moratalla «es un partido dividido en dos, por un lado los que están más al lado de la Izquierda y por otro los que quieren gobernar con el Partido Popular».

Tampoco faltaron los reproches por la crispación generada entre los trabajadores del consistorio, así como la decisión final del PSOE de no personarse el consistorio en el procedimiento iniciado en los juzgados de Caravaca contra el anterior regidor por la venta de unos terrenos para la construcción de una residencia.

Por último los ediles del grupo municipal explicaron que por el momento han solicitado mediante escrito al alcalde de Moratalla, que restituya de manera urgente a Candi Marín y que de caso contrario que los cese a ellos también de sus funciones.

El regidor Jesús Amo ha convocado una Junta de Gobierno para el próximo martes.