La actriz Beatriz Rico representa sobre las tablas del teatro Thuillier ‘Antes muerta que convicta’, dentro de la programación de la Concejalía de Cultura del consistorio caravaqueño. El espectáculo tendrá lugar este domingo, 17 de febrero, a las 19.00 horas, y las entradas están a la venta de forma anticipada, al precio de siete euros, en Nueva Joyería (calle Mayor) y en taquilla a diez euros.

Siguiendo la línea de la exitosa ‘Mejor Viuda Que Mal Casada’, la función lleva un ritmo trepidante de gags, reflexiones absurdas y situaciones disparatadas que provocan el momento perfecto para desmenuzar con humor la vida en pareja y sus complicaciones, las eternas diferencias entre hombres y mujeres que suelen ser motivo de trifulca, la importancia de luchar por los sueños y las neuras que todos vivimos en el día a día, demostrando que no tomándonos tan en serio y sabiendo reírnos de nosotros mismos, la vida es un puro chiste.

En esta ocasión interpretas a Carolina, que está cumpliendo una pena haciendo trabajos sociales y busca cumplir su sueño de hacerse famosa.

Es un monologo, lo que pasa es que a mí me no gusta mucho decir monólogo porque la gente se imagina a un señor con un micrófono delante y unos ladrillos detrás, así que yo prefiero decir que es una función unipersonal, aunque hay muchos personajes, todos interpretados por mi, está hasta Lola Flores, la señora pesada de la compañía de teléfonos, una multitud de actores.

Y la historia trata sobre Carolina, que es una mujer que está haciendo trabajos sociales limpiando teatros, porque su marido está en la cárcel por esto que está tan moda ahora de meter la mano donde uno no debe y sacar dinerito. Ella se libró de la cárcel mediante trabajos sociales, y su sueño es hacerse famosa, y de repente se encuentra con un público en el teatro, que este domingo será el público de Caravaca, así que decide contarle su vida que tiene mucho de donde sacar y sobre todo demostrarles que ella es la mejor para ganar ese concurso, lo que pasa es que a veces las cosas no le salen como ella quiere.

En esta nueva faceta de su vida tu personaje se ve librada de su marido Mauri.

Sí, porque a Mauri no le gustan mucho estas cosas que tiene ella del faranduleo, y entonces aprovechando que él está en la cárcel ella aprovecha lo que de verdad quiere hacer e intenta perseguir ese sueño de hacerse famosa.

Ahora empieza el tercer año de gira, después de dos años y de una temporada que hice en Madrid ahora llevo a Caravaca el texto redondo que siempre quise, es decir un texto donde hay carcajadas desde el primer minuto hasta el final, no es fácil pero cuando llevas tanto tiempo de gira esto te permite cambiar lo que no acababa de encajar y añadir otras.

Carolina también nos habla de su peculiar opinión en temas tan candentes que con el paso del tiempo van cambiando.

Claro eso es lo bueno de que sea una función unipersonal, que te da lugar a poder improvisar con el público algo que es estupendo y maravilloso, y segundo que es un texto vivo.

Siempre que termina la función me gusta hablar con el público para saber que es lo que más le ha gustado y lo que menos, y así poder adaptar la función a las preferencias del público y por supuesto meter temas de actualidad que van sucediendo.

Por cierto Beatriz que está obra sigue la línea de “Mejor viuda que mal casada”.

Con ‘Mejor viuda que mal casada’ que ya estuve en Caravaca y lo recuerdo porque fue un éxito muy grande, donde se llenó el teatro y el público se puso en pie al final de la función, fue muy emocionante.

Llevaba con el personaje de la viuda Patricia cuatro años y necesitaba cambiar de personaje y contar otras historias. Tiré un poco del éxito y decidí que el personaje fuera la hermana de la viuda. No es una segunda parte, pero sí en cierta medida está relacionada, vamos que la gente que se lo ha pasado bien con ‘Mejor viuda que mal casada’ se lo va a seguir pasando muy bien ahora.

Pese a que estás tu sola en el escenario te acompaña una voz en off.

Siempre he tenido la suerte de rodearme de compañeros maravillosos que me ayudan. La idea es mía pero en el texto me ayudó Salomón, un cómico maravilloso de Paramont y Pepa Rus que todo el mundo la conoce de Aida, y es una guionista y directora maravillosa, que me hiciera una voz en off.

Y ya por último Beatriz, por dónde sigue la gira y próximos proyectos en cartera.

Ahora mismo, por suerte, hasta junio no tengo ningún fin de semana libre, luego haré una parada para descansar y para comenzar con un texto de Jordi Galcerán