CARMELA MORALES MARTÍNEZ

Este año parece que el regalo perfecto para Navidad tiene que estar relacionado con el entretenimiento y, para ello, no hay nada mejor que un buen libro que nos atrape completamente y nos sumerja en otras vidas, en otras historias, en otras intrigas. Estos son algunos de los libros con los que, sin duda, no fallarán papá Noel o los Reyes Magos:

Para los amantes de lo político, la memoria que no debe ser olvidada, la intriga y las pasiones familiares el mejor regalo viene de la mano de la escritora madrileña Marta Sanz: pequeñas mujeres rojas. Su protagonista, Paula Quiñones, se adentrará como Caperucita por el bosque, para descubrir los oscuros secretos que han querido enterrar los vecinos de Azafrán, Azufrón. Una atípica novela negra que disecciona el relato de nuestra memoria más reciente y mete el dedo en la yaga para que no olvidemos las heridas que aún deben ser sanadas.

Otro libro interesante para profundizar en las heridas de nuestra sociedad es, sin duda, Las alegres, de Ginés Sánchez. Ambientada en una ciudad imaginaria, señala la lacra del machismo sobre nuestra sociedad y plantea la posibilidad de que cuando se institucionaliza dicha violencia la venganza no puede sino convertirse en una acción contra el Estado.

Para los amantes del espíritu navideño o para los lectores más jóvenes de la casa, recomiendo Cuentos españoles de Navidad. La editorial Clan nos ofrece una recopilación de 17 cuentos españoles de los autores más conocidos del siglo XIX cuyo eje temático son nuestras tradiciones en estas fechas tan señaladas. Se trata de un presente que se puede disfrutar tanto en soledad, como en compañía.

Para los amantes de la fantasía y las aventuras, Vencer al dragón, de Bárbara Hambly, será la novela perfecta. En ella, el lector acompañará a Jenny en la liberación de los habitantes de la Gruta de Ylferdun. Sin embargo, esta obra no responde a los arquetipos del género, sino que va un paso más allá y profundiza en la naturaleza humana, en las pasiones que nos mueven, nos destrozan y nos hacen más fuertes.