Ya en la calle el nº 1047

Laura Ibáñez: «Es bueno que haya diversidad y que haya mujeres también en el cuerpo de bomberos»

La calasparreña Laura Ibáñez es la primera bombera de la Región de Murcia. Este fin de semana ha recibido como pionera que es as Llaves de la Villa de Calasparra

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

La primera bombera del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia ha comenzado a trabajar en el Parque Comarcal de Bomberos de Caravaca

Laura Ibáñez no viene de familia de bomberos, tampoco soñaba de pequeña con serlo, ni sus estudios universitarios tienen que ver con la profesión en la que se ha convertido en pionera: la primera bombera de la Región de Murcia. Pero mientras trabajaba en Barcelona se planteaba al terminar la jornada laboral “qué he hecho de bueno por el mundo”, y no se le ocurría nada.

Por una de sus aficiones, la escalada, conoció a varios bomberos y les fue preguntando e interesándose por su trabajo. Hizo el viaje de vuelta de Barcelona a Calasparra y tras cinco años de dura preparación se convirtió en bombera.

Su primer destino, y donde también hizo las prácticas durante tres meses, el parque de bomberos comarcal de Caravaca, donde asegura que son como una pequeña familia.

Por si fuera poco, además, Laura ha conseguido eso tan difícil de ser profeta en su tierra, y este fin de semana ha recibido como reconocimiento las llaves de la Villa de Calasparra.

Laura Ibáñez: «Es bueno que haya diversidad y que haya mujeres también en el cuerpo de bomberos»

¿Qué fue lo que te hizo decir “basta” y cambiar tu profesión en el mundo de la publicidad por algo tan incierto como tratar de ser bombera?

Llegué un punto en que no me encontraban bien ni realizada con mi trabajo y, aunque suene idílico, todo mi trabajo estaba enfocado a los anuncios, a consumir, a la compra, entonces llegaba a casa y pensaba que no estaba contribuyendo a hacer un mundo mejor. Tomé la decisión de volver y empecé en la Academia entre Molina y Murcia.

¿Qué te resultó más difícil, la parte práctica o la teórica?

La gente se piensa que nos tiramos mil horas en el gimnasio entrenando, aunque no es verdad.

La parte física es complicada, pero al final se trata de marcarte una rutina durante todos los días y poco a poco vas notando los cambios. Además, como entrenar me gusta, lo veía más fácil que la parte teórica.

¿La formación es muy práctica?

Sí, por ejemplo, nos intentaban meter en situación de un accidente de coche y traían un coche del desguace y rescatábamos a un amigo, en la torre de Molina practicábamos el rescate en altura… Pero en el módulo de forestales no vas a prenderle fuego a algo. Intentan meternos en situación, aunque eso lo consigues en las prácticas porque es una salida real, aunque tú estes un paso atrás porque todavía estás aprendiendo.

¿Cómo fue tu primera salida como profesional?

La tuve en mi primer día de prácticas, casi antes del cambio de guardia cuando tú ya piensas “son las siete y media, me queda poco” y estás relajada. Entonces entro el aviso, salimos corriendo, era un fuego de vivienda, una chimenea. Recuerdo mucha emoción, el corazón en la boca… por suerte se había controlado bastante bien, aireamos y enfriamos, aunque sí es verdad que la familia estaba asustada y una de la parte de nuestro trabajo es intentar calmarlos.

¿Con qué consejo de los que te han dado te quedas?

Siempre me han dicho mucho que cuando entramos tenemos miedo a fallar. Siempre tienes medio que por error ocasiones un daño aún mayor. Al final, me han dicho, que tengo que confiar en todo lo que he aprendido, que es normal fallar, que somos un equipo y lo asumimos todos. Que es una gran responsabilidad pero que no tengo que tener miedo.

¿Qué le dirías a una niña que quiera ser bombera?

Laura Ibáñez: «Es bueno que haya diversidad y que haya mujeres también en el cuerpo de bomberos»

Le diría que no tenga miedo, que, aunque amigos, familiares o conocidos le puedan decir “dónde vas que eso es para hombres” o “si no hay chicas por algo será’ que me lo han dicho muchas veces en estos cinco años. Le diría que no deje que nadie le diga lo que debe hacer, los equipos tienen que ser distintos, con personas más grandes, más pequeñas, más flexibles, es bueno que haya diversidad y que haya mujeres también.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE