El director general de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó, visitó y supervisó hoy las obras de reparación y ampliación del firme de la carretera RM-C2, que comunica las pedanías muleñas de La Puebla de Mula y Fuente Librilla, que se prevé que culminarán en septiembre y tienen un presupuesto de 746.233 euros.

El director general de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó, visitó y supervisó hoy las obras de reparación y ampliación del firme de la carretera RM-C2, que comunica las pedanías muleñas de La Puebla de Mula y Fuente Librilla, que se prevé que culminarán en septiembre y tienen un presupuesto de 746.233 euros.

Fernández Lladó, acompañado por el alcalde de Mula, Juan Jesús Moreno, comprobó que el grado de ejecución de la obra supera el 50 por ciento del total de la actuación, que comprende los 16 kilómetros que separan las dos pedanías muleñas. La vía registra un tráfico de hasta 383.000 vehículos anuales.

Entre los trabajos destacan el saneamiento del firme en las zonas de blandones, el ensanche de la plataforma, la ampliación de los elementos de drenaje existentes, la aplicación de un triple tratamiento superficial sobre el firme, el pintado de las marcas viales en bandas laterales y la reposición de la señalización vertical.

El director general explicó que esta actuación responde al compromiso adquirido por la Consejería de Fomento e Infraestructuras ante una demanda de los vecinos de la pedanía de Fuente Librilla.

La principal mejora que experimentarán los 383.000 conductores que circulan al año por esta carretera será “el aumento de la anchura de la plataforma de la carretera, lo que va a mejorar notablemente las condiciones de seguridad vial”, destacó Fernández Lladó.

En concreto, la carretera se ampliará hasta en 1,3 metros en todo el tramo de la actuación. “Hasta ahora la carretera tenía una anchura media de 4,5 metros y pasará a tener 5,8 metros en todo el tramo de la actuación”, precisó el director general de Carreteras.

Tras la visita a la RM-C2, José Antonio Fernández Lladó destacó que “se ha ejecutado el ensanche de la plataforma en un trazado de 13,5 kilómetros, que enlazan Fuente Librilla y la carretera del Curtís y se está aplicando el triple tratamiento superficial sobre el firme y el revestimiento de cunetas en este tramo”.

Los técnicos continuarán estas próximas semanas con los trabajos de mejora en los 2,5 kilómetros siguientes, que unen la carretera del Curtis y La Puebla de Mula.