CARLOS MARTÍNEZ SOLER
Metidos ya de pleno en el nuevo año es hora de recordar las que han sido las mejores series de la temporada pasada. En primer lugar,La británica Black Mirror es importante mencionar que no están todas las que son y que como es lógico nos dejamos más de una en el tintero, más si cabe si nuestra lista sólo está compuesta por las que a nuestro juicio son las 5 mejores, así que esperamos coincidir con vosotros en algunas de ellas y deseamos que 2014 nos traiga más y mejor:
1º Breaking Bad: coincidiendo en el tiempo con la que para muchos es la “serie” de los últimos años, Lost, el arranque de Breaking Bad fue duro y poco esperanzador. Sin embargo, pasados los años hoy podemos decir que es la serie de la década, entrando en el olimpo de los dioses con obras como The wire y Los sopranos. Su final ha sido el más certero, honesto y leal de los que se recuerdan hasta la fecha, aunque previamente su capítulo Ozymandias nos brindó sin duda alguna el gran momento del año, revelándonos la verdadera cara de Walter White, un antihéroe de nuestro tiempo que ahora que se ha ido nos has dejado un poco huérfanos, por eso es justo decir que hoy todos somos un poquito Heisenberg…
2º Black Mirror: pocos la incluyen en estas listas por ser una miniserie de tan sólo 3 capítulos, pero si no fuera por Walter para mí estaría a la cabeza. Esta obra es lo más novedoso, trasgresor, crítico y original que se ha visto en la televisión reciente, tres bocanadas de aire fresco que son un espejo donde mirarnos del presente-futuro que nos espera, aunque muchos cuando la vean comprobarán que algunos de sus peores vaticinios se han cumplido, un bufón puede llegar a ser presidente, sino que no lo pregunten a los españoles….
3º Dates: un ejemplo de que sencillo no tiene porqué ser sinónimo de simple. Una serie bien escrita y perfectamente interpretada que nos viene a demostrar en estos tiempo de tanta pirotecnia visual que a veces sólo hace falta un buen guión y unos excelentes diálogos para atraer a la audiencia. Si a esto le unimos que nos habla del amor en toda su expresión (sexo, pérdida, citas a ciegas…) y que cuenta con la presencia magnética de Oona Chaplin, el éxito está más que asegurado.
4º The Walking Dead: los zombies como metáfora de los miedos más mundanos: abuso de poder, violencia, enfermedad, desamparo… Una serie que empezó con puño de hierro y que con la marcha de Frank Darabont parecía zozobrar a la deriva, pero no nos dejemos engañar, esta serie sabe a lo que juega y lo hace muy bien. Basada en una tensa calma es la máxima expresión del efecto mariposa, pues cualquier pequeño aleteo en su universo siempre desata el mayor de los huracanes, sino que se lo pregunten a Rick…
5º Pulseras rojas: en una época donde todo parece girar en torno a Sira Quiroga, esta serie ha sentado las bases de la que puede ser la nueva ficción española, eso sí, con el consentimiento previó de la que fue su pionera, la sobresaliente Crematorio. Espinosa parece conocerse al dedillo el manual de la buena serie americana y lo ha plasmado en nuestro país con un relato honesto y maduro, que pese a girar en torno a una tragedia, siempre nos deja con la sonrisa en la boca, así que como reza su libro “Si tú me dices ven lo dejo todo…”, pero por favor creadores españoles “dime ven”.