MICAELA FERNÁNDEZ

El pueblo de Mula daba la bienvenida a las Hermanas Comunicadoras Eucarísticas del Padre Celestial, una orden religiosa llegada desde Colombia, y que a partir de este momento residirán en el Real Convento de La Encarnación.

De esta orden evangelizadora que llega por primera vez a España se han instalado en Mula tres hermanas y se espera que en los próximos meses puedan llegar a ser hasta diez las religiosas que desarrollen su labor en la localidad dando nuevamente vida al convento que ha permanecido durante al menos dos años cerrado desde que las Hermanas Pobres de Santa Clara, tras más de 400 años en Mula y quedando únicamente dos religiosas en el convento se marcharan a la congregación que la orden tiene en Elche.

El acto de presentación estuvo presidido por el Obispo de la Diócesis, Monseñor Lorca Planes, y contó con la presencia del alcalde de la localidad, Juan Jesús Moreno, miembros de la corporación municipal, una representación de todas las cofradías y hermandades de Mula, así como un importante número de muleños que quisieron dar la bienvenida a las nuevas hermanas.

Durante el acto, al que también asistió la abadesa de la Orden de Santa Clara en Elche, sor Clara Juárez, y al menos una decena de hermanas de esta orden, se suscribió la cesión del monasterio a las Hermanas Comunicadoras.

El Obispo resaltaba el dolor de la separación de las hermanas clarisas y daba la bienvenida a las nuevas hermanas. “Es un regalo para Mula y para toda la Diócesis la llegada de las nuevas hermanas”, al tiempo que mostraba todo el apoyo y respaldo de Diócesis y del pueblo de Mula a la nueva congregación.

También pedía a la Hermana Gabriela del Amor, responsable de la Orden en Colombia –que participó en la ceremonia de presentación en streamig desde el otro lado del Atlántico- “que no dude en enviar más hermanas hasta Mula que aquí van a estar bien acogidas”.

Por su parte, la nueva superiora del convento, la Hermana Sonia, explicaba que había sido increíble llegar hasta Mula, “no esperábamos que el convento fuera tan grande, tan especial, y la acogida ha sido realmente como la manifestación de la voluntad de Dios, que nos quiere aquí y que quiere hacer algo lindo con nosotras y con cada uno de los muleños”.

Explicaba que es la primera vez que salen de su país, Colombia, y esto nos genera mucha expectación de poder servir a la comunidad y al Señor. La labor evangelizadora será a través de los medios de comunicación y redes sociales, “pero en esta primera etapa vamos a conocer la cultura, las tradiciones, y poder brindarles un mejor servicio y unir las fuerzas de lo que tenemos y lo que somos para poder servir mejor”, explicaba la Hermana Sonia.

Los bienes del Convento Con la marcha de las Hermanas Clarisas hasta Elche se trasladó hasta esta localidad y sin autorización de la Comunidad Autónoma una parte importante de bienes del Convento que formaban parte del Bien de Interés Cultural del propio Convento.

Inmerso actualmente en un proceso judicial con la Comunidad Autónoma sigue sin saberse nada que las piezas, -cuadros, esculturas y objetos diversos- que como parte del BIC nunca debían haber dejado el Monasterio.