MICAELA FERNÁNDEZ

Hasta el próximo 5 de noviembre puede visitarse, en el Museo de Arte Ibérico El Cigarralejo’ la muestra ‘Figuras Oníricas’ de la artista plástica, pintora e ilustradora Adela Sastre. La exposición, organizada por la consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente recoge una treintena de cuadros en los que la mujer es el elemento central del trabajo desarrollado por Sastre, licenciada en Bellas Artes y Catedrática de Educación Secundaria.

La autora, quien destacaba la importancia de que los visitantes pudieran interacturar con su obra, explicaba la importancia del color y el dibujo en sus trabajos. “El estudio del color, vibrante y contrastado, es una parte primordial de mi pintura en la que, el dibujo es un elemento fundamental en la estructura composicional de cualquier obra”, afirmaba. Sastre resaltaba las formas, “algunas casi imposibles” que formaban parte de esta muestra en la que, la mujer, adquiría todo el protagonismo. “No imagino poder dar forma y mostrar la magia de estas pinturas con el torso de un hombre, la mujer me permite mostrar todas aquellas figuras, el mundo fantástico y sensual que forman parte de esta muestra”. El mundo oriental, luminosidad y color, mucho color son algunas de las piezas que los visitantes podrán descubrir en esta muestra que se encuentra en la sala de exposiciones temporales del museo y que podrá visitarse de martes a viernes de 10 a 14:00 horas y sábados, domingos y festivos de 11 a 14:00 horas.

La directora del museo El Cigarralejo, Virginia Page, y el presidente de la Asociación de Amigos del Museo (Asamic), Pedro Martínez, fueron los encargados de presentar esta muestra junto a la autora que recibió diversos obsequios durante su estancia en Mula, además de sentirse arropada por amigos e interesados en la obra de la artista. Sastre es licenciada en Bellas Artes por la Facultad de San Carlos de Valencia, catedrática de Dibujo de Enseñanza Secundaria y, actualmente, compagina su labor docente con la de pintora e ilustradora. A lo largo de su trayectoria ha conseguido diversos premios y becas y ha realizado múltiples exposiciones individuales.

Entre algunos de sus trabajos destacan los proyectos realizados en el Colegio de Arquitectos, en el Palacio San Esteban, en la Biblioteca Universitaria y en el Centro Cultural de CajaMurcia de Cartagena. Sus obras también forman parte de colecciones en el Museo de Bellas Artes de la Ciudad de Valencia, el Museo de la Fundación Rodríguez Acosta de Granada, la Diputación de Alicante, Cajamurcia o la Diputación de Lérida. También se pueden encontrar obras suyas expuestas en el Ayuntamiento de Ceutí y en la Casa Consistorial de Elda, entre otros.