Las asociaciones de amigos del pueblo saharaui de Archena, Cartagena, Cieza, Molina de Segura, Murcia, Noroeste y Yecla.

Tras las devastadoras lluvias totos de refugiados saharauis en el suroeste de Argelia, las asociaciones de la Región de Murcia, agrupadas en torno a la asociación Vacaciones en Paz, han mantenido una reunión de urgencia para coordinarse y llevar adelante un plan de acción que genere recursos para ponerlos a disposición de la ayuda de emergencia que precisan los refugiados saharauis en estos momentos de catástrofe humanitaria y, a medio plazo, cooperar en la reconstrucción de las viviendas destruidas por la lluvia.
Según las informaciones de la Media Luna Roja saharaui y de agencias de cooperación internacionales, el campamento de Dajla ha quedado devastado, habiendo sufrido una gran destrucción también el de Auserdy, en menor medida, los daños se han extendido a los demás asentamientos de los refugiados en la hamada de Tinduf.
Más de 25.000 personas han perdido completamente sus viviendas, los daños son importantes en hospitales y dispensarios, a lo que hay que sumar la destrucción de gran cantidad de los alimentos almacenados, por lo que la situación es crítica.
Los representantes de las asociaciones de Archena, Cartagena, Cieza, Molina de Segura, Murcia, Noroeste y Yecla presentes en la reunión lamentaron profundamente que esta catástrofe se sume a la precaria situación del pueblo saharaui privados de sus elementales derechos desde hace cuarenta años y expresaron el compromiso de esos colectivos de redoblar sus esfuerzos para que este pueblo hermano reciba la ayuda precisa y supere esta dramática situación.
Al mismo tiempo, hicieron un llamamiento a las autoridades españolaspara que proporcionen la ayuda precisa de modo urgente y eficaz, ya que nuestro país dispone de medios suficientes y sigue manteniendo una obligación histórica con el pueblo saharaui.