MARIBEL SÁNCHEZ CAMPOS

Me piden que escriba unas líneas sobre mi amiga Lara Marín Lag, Mora del Año 2016. Para mí lo fácil hubiera sido detallar su currículum festero, que como todos ya sabemos es muy extenso, que empezó saliendo con la kábila Ceyt Abuceyt desde muy niña, que fué Sultana Mora y posteriormente se unió a la kábila Anara Sweik Bedú, de la que ha sido presidenta, que ha formado parte de varias juntas directivas, que ha colaborado con el Bando Moro en multitud de ocasiones, etc, etc., relacionando fechas y datos concretos. Pero todo esto ya es de sobra conocido por todos, hoy me gustaría referirme a su lado menos conocido, el de una mujer empresaria, trabajadora, madre de tres hijos, amante de su pueblo y de sus fiestas. A pesar de todo el trabajo que lleva a sus espaldas que no es poco, Lara nunca ha tenido el “no” en su boca, todo aquello que se la pedido y ha estado en su mano lo ha hecho sin dudar y sin esperar nada a cambio, pues una de sus grandes virtudes es la generosidad. Prueba de ello es que su casa y su armario festero han estado abiertos y a disposición de quién los ha necesitado, de una manera totalmente altruista y desinteresada, su mayor satisfacción ha sido ver brillar de nuevo sus trajes, que con tanta ilusión ella lució, en las calles de su querida Caravaca.

MARIBEL SÁNCHEZ CAMPOS

Me piden que escriba unas líneas sobre mi amiga Lara Marín Lag, Mora del Año 2016. Para mí lo fácil hubiera sido detallar su currículum festero, que como todos ya sabemos es muy extenso, que empezó saliendo con la kábila Ceyt Abuceyt desde muy niña, que fué Sultana Mora y posteriormente se unió a la kábila Anara Sweik Bedú, de la que ha sido presidenta, que ha formado parte de varias juntas directivas, que ha colaborado con el Bando Moro en multitud de ocasiones, etc, etc., relacionando fechas y datos concretos. Pero todo esto ya es de sobra conocido por todos, hoy me gustaría referirme a su lado menos conocido, el de una mujer empresaria, trabajadora, madre de tres hijos, amante de su pueblo y de sus fiestas. A pesar de todo el trabajo que lleva a sus espaldas que no es poco, Lara nunca ha tenido el “no” en su boca, todo aquello que se la pedido y ha estado en su mano lo ha hecho sin dudar y sin esperar nada a cambio, pues una de sus grandes virtudes es la generosidad. Prueba de ello es que su casa y su armario festero han estado abiertos y a disposición de quién los ha necesitado, de una manera totalmente altruista y desinteresada, su mayor satisfacción ha sido ver brillar de nuevo sus trajes, que con tanta ilusión ella lució, en las calles de su querida Caravaca.
Tiene una visión de futuro muy clara sobre nuestras Fiestas, cree que hay que cuidar y cultivar la cultura festera entre generaciones, que hay que saber transmitir nuestro saber y nuestro amor por la fiesta a los más jóvenes, al igual que a ella se lo transmitieron sus padres, y que ahora ella inculca a sus tres hijos. Muestra de ello es el proyecto del grupo Joven Anara, que con tanta ilusión y esfuerzo sacó adelante en su etapa de presidenta de la kábila, involucrándonos en él a todas sus amigas y a su hija mayor, Nieves, para inyectar sabia nueva y joven en su querida Kábila, persiguiendo así que el grupo perdure en las Fiestas de Caravaca y no haya más paréntesis como el que se produjo antaño.
Es una apasionada de sus Fiestas y las vive intensamente, desde la noche de las migas hasta el trueno gordo del 5 de Mayo. Si le preguntas te dirá que le encanta el día 2 y los Caballos del Vino, pero que no cambia por nada esa tarde del 3 de Mayo por las calles del casco antiguo de Caravaca, y que el parlamento con la Stma. Cruz en lo alto de la cuesta y el baño de la Cruz la emocionan.
Lara, disfruta de tu nombramiento de Mora del Año porque te lo mereces como nadie, y disfruta de estas Fiestas como tu sabes hacerlo, derrochando y contagiando de alegría a los que te rodean y entre los que tengo la suerte de contarme. Un abrazo amiga.