Ya en la calle el nº 1034

La vuelta al mundo sin salir de Bullas. La maquetas de Alfonso Fernández

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Todos los tesoros artísticos de la humanidad -algunos incluso desaparecidos y reimaginados, como el Faro de Alejandría- en un espacio expositivo de Bullas, donde su propietario, Alfonso Fernández Jiménez, nos guía por ellos y bromea con que si Willy Fog tardó ochenta días en dar su vuelta al mundo aquí podemos recorrerlo en tan solo ochenta minutos.

La vuelta al mundo sin salir de Bullas. La maquetas de Alfonso Fernández
La vuelta al mundo sin salir de Bullas. La maquetas de Alfonso Fernández

La Catedral de Santiago de Compostela, la Alhambra de Granada, la Sagrada Familia de o El Escorial hechos de madera por este carpintero que, cuando se jubiló, hizo de su pasatiempo arte.

Eso sin salir de España, porque nos encontramos también con la Iglesia de Santa Sofía, la Catedral de Notre Dame o el Taj Mahal, la primera de sus maquetas.

La vuelta al mundo sin salir de Bullas. La maquetas de Alfonso Fernández
La vuelta al mundo sin salir de Bullas. La maquetas de Alfonso Fernández

Y sin salir de la comarca del Noroeste nos encontramos con la Iglesia de la Virgen del Rosario, el Museo del Vino y una recreación de cómo sería la villa romana de Los Cantos, todos monumentos de Bullas, además de El Templete de Caravaca de la Cruz que donó al Hospital Comarcal, porque asegura que si hay que estar agradecido es con la sanidad pública. Por eso, hospitales de Murcia y de Cartagena han recibido también como regalo obras suyas.

Uno de estos monumentos de madera con construye con paciencia de artesano puede llevarle unos seis u ocho meses de trabajo, un trabajo en el que le ayuda su hija Juani, licenciada en Bellas Artes, y quizá, dice dubitativo, continúe con la tradición familiar.

Alfonso Fernández, regalos aparte, no realiza obras por encargo; lo que a él realmente le llena es ver la cara de asombro de los chiquillos cuando los llevan en algún viaje escolar y entran a un mundo de monumentos que apenas si han visto en televisión.

Un espacio privado, que no es un museo, pero que Alfonso Fernández abre al público a demanda, peticiones, que se hacen a través de Facebook, y que no le faltan.

Lo dejamos enfrascado en su último, y quizá más ambicioso proyecto, recrear cómo era la Tierra Prometida en los tiempos en que Jesús de Nazaret nació.

Bullas tiene mucho por descubrir, y las maquetas de madera de Alfonso Fernández son unas obras que ningún visitante debería perderse.

La vuelta al mundo sin salir de Bullas. La maquetas de Alfonso Fernández

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.