La organización de la Regata Camino de la Cruz, Trofeo Punta Este, evento que realiza la Fundación Camino de la Cruz todos los años con carácter benéfico, ha decidido suspender la prueba de este año debido a la situación de la pandemia de Covid19. La prueba, que conlleva una serie de actos sociales con más de 500 regatistas, no se celebrará este año para evitar riesgos.

Este año se hubiera celebrado la quinta edición de la Regata Camino de la Cruz, en la que participan más de 80 embarcaciones de las provincias de Almería, Murcia y Alicante en un recorrido por toda la Costa Cálida y parte de la Costa Blanca alicantina. Los clubes náuticos de Torrevieja, Cartagena, Cabo de Palos, San Pedro del Pinatar y La Manga, así como el Puerto Tomás Maestre, participan como organizadores de esta prueba, que ya ocupa un lugar especial en el calendario anual de regatas, como colofón a la temporada y un marcado carácter social.

La organización ha decidido la suspensión precisamente por el carácter social de la prueba, ya que sin los eventos paralelos a la prueba éste pierde su esencia. La prueba se retomará en 2021 con nuevos alicientes y sorpresas. La Fundación Camino de la Cruz ha confiado desde sus inicios en esta prueba, que lleva la solidaridad del mundo de la vela hasta las puertas de Caravaca de la Cruz gracias a su carácter solidario, ya que todos los años se realiza una donación a alguna organización de la ciudad de la Cruz implicada en la ayuda social.