Ya en la calle el nº 1040

La trufa negra de la finca experimental de la Comunidad en Caravaca se confirma como cultivo alternativo al producir 60 kilos por hectárea 

El consejero de Agricultura lo señala como “buena opción para cultivos secos de las zonas altas y calizas de las comarcas del Altiplano y Noroeste”

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

CARM

Las posibilidades de la trufa negra “como cultivo alternativo y motor para el desarrollo y la diversificación de actividades económicas en zonas despobladas, se ven confirmadas con las sucesivas cosechas que se llevan a cabo en el Centro de Demostración Agraria de Las Nogueras de Arriba, en Caravaca de la Cruz”, según manifestó el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Antonio Luengo, en su visita a esta instalación de la Comunidad Autónoma, acompañado por el alcalde de la localidad, José Francisco García. 

Luengo recordó que la recolección de trufa negra en la parcela experimental del Centro de Demostración Agraria se inició en la campaña 2018-2019, tras su plantación en febrero de 2014. A la de 2019-2020 se la consideró ya una campaña normal, extendida desde el 15 de diciembre hasta el 15 de marzo, y en la que se llevaron a cabo once recolecciones de trufa negra, todas con resultado positivo, separadas entre sí una media de nueve días, lo que permitió vislumbrar el potencial de este cultivo para zonas altas de la Región de Murcia que tengan características similares y escasos requerimientos de agua. 

De los 10 kilos de producción por hectárea se pasó a los 20 kilos, y en la actual campaña se situará en los 60, “lo que evidencia que las buenas perspectivas se cumplen y estamos ante una buena opción productiva para cultivos secos de las zonas altas y calizas de las comarcas del Altiplano y Noroeste, a las que se adaptan bien las encinas y quejigos micorrizados, que son el verdadero cultivo, a la vez que se pueden establecer interesantes sinergias con el agroturismo”, subrayó Luengo. 

Destacó, asimismo, que el objetivo es “llevar la transferencia tecnológica a las zonas que más lo necesitan, por el hecho de estar alejadas, tener menos alternativas agrarias y menores márgenes de cultivo por su extrema climatología, y sufrir además un acusado despoblamiento”.  

Finalmente, el consejero señaló que no se han realizado tratamientos fitosanitarios sobre la plantación experimental, y tampoco abonado de ningún tipo, “por lo que se puede llevar perfectamente en agricultura ecológica y adaptarse completamente a las más estrictas exigencias medioambientales”.  

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.