MICAELA FERNÁNDEZ

El yacimiento tardo romano de Los Villaricos de Mula sigue desvelando nuevos secretos en cada nueva excavación arqueológica. En la edición de este año ha quedado al descubierto una nueva zona de producción industrial que incrementa el valor de esta villa que acoge una gran almazara de producción de aceite, la más grande documentada en la Hispania romana, una zona de producción de vino y la zona residencial donde vivían los señores de la villa que incluye unas termas y diversas estancias.

La nueva zona de producción industrial que ha sido localizada ha dejado al descubierto una importante sala con unas cubetas recubiertas de más de un metro de profundidad , por lo que se sospecha podrían contener algún tipo de líquido, aunque se desconoce si este espacio pudo servir para la producción de vino, queso o como zona de tintado de prendas de vestir, ya que se han recuperado objetos diversos que llevan a pensar en alguna de estas labores. El director de la excavación, el profesor de Historia Antigua de la Universidad de Murcia, Rafael González, junto al arqueólogo municipal, José Antonio Zapata, eran los encargados de mostrar los nuevos hallazgos al alcalde de la localidad, Juan Jesús Moreno, y al concejal de Patrimonio, Francisco Javier Llamazares.

Durante la visita explicaron la localización de unas vasijas cerámicas con aberturas, lo que les llevaba a pensar que se trataba de una zona de producción de queso; la cercanía de la estancia con la bodega a que pudiera ser una prolongación de la zona de elaboración de vino y el hallazgo de unas conchas de ostra, utilizada para el tinte de tejidos, a que fuera algún tipo de espacio para tintado o lavandería. Los estudios que a partir de ahora se realizarán de los objetos recuperados, y la búsqueda de espacios similares en otros yacimientos, podrían determinar el uso que los antiguos moradores de esta villa realizaban para este nuevo edificio de dimensiones considerables.

Villaricos sigue dejando a la luz que se trata de una villa de gran importancia en la zona y donde pudieron llegar a alojarse más de un centenar de personas debido a los amplios espacios de producción industrial. Actualmente se sospecha que pueda haberse excavado cerca de 30 por ciento de los restos del yacimiento, quedando todavía más del 70 por ciento escondido o perdido por la labor agrícola en las zonas anexas al yacimiento que son de propiedad privada. Desde el consistorio se sigue demandando al Gobierno regional la apuesta por este tipo de espacios que precisan de la consolidación y protección de los hallazgos que se van recuperando en las distintas campañas arqueológicas como la celebrada este verano y que ha contado con la participación de jóvenes llegados de Murcia, Sevilla, Italia, Estados Unidos e Inglaterra.

Actualmente Villaricos, que cuenta con una parte del yacimiento techado y musealizado, aspira a que las nuevas localizaciones puedan ser también protegidas y se den a conocer a los visitantes que semanalmente se desplazan hasta este yacimiento para descubrir cómo vivían los antiguos romanos en el siglo III.

Moreno afirmaba que a pesar de que Villaricos no es un yacimiento catalogado como Bien de Interés Cultural, sí tiene un grado de protección con el que pueden optar a las ayudas del 1,5 por ciento Cultural del Gobierno de España, por lo que no van a dejar de apostar por poder engrandecer uno de los espacios más importantes del municipio.