MICAELA FERNÁNDEZ

La Comarca del Río Mula ha sido lugar de paso de culturas ancestrales que han dejado un legado histórico de gran valor. Los distintos yacimientos arqueológicos que forman parte de la comarca siguen aportando nuevos datos sobre la forma de vida de las distintas culturas que pasaron a se asentaron en la zona y, de gran importancia, el propio origen del hombre.

Hace tan sólo unos días, los investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona, Rafael Micó y Vicente Llul, que llevan casi una década excavando en los yacimientos argáricos de La Bastida en Totana y La Almoloya en término municipal de Pliego y Mula, determinaban que ambos yacimientos podrían tener las claves del origen genético de toda la población española. La Almoloya pudo ser, además, la primera sede asamblearia de la época de la Edad de Bronce, ya que, entre sus restos se han localizado unas dependencias que pudieron acoger un foro político.
Así, los investigadores determinaban a la Cadena Ser que, “en la Almoloya se produjo, en el marco de la cultura del Argar, en la Edad del Bronce, el mestizaje que constituye la base genética actual de toda la población de la península ibérica. Esos hombres que llegaron de fuera procedían del sur de la actual Rusia. El cambio no fue sólo genético, todo apunta, según las investigaciones arqueológicas, a que la importancia de la mujer en aquella sociedad de la cultura del Argar, presente en lo que hoy es Murcia, era mucho más relevante social y políticamente de lo que fue después”.
La pasada semana, además, en otro de los yacimientos del término municipal de Mula, Cueva Antón, junto al embalse de La Cierva, y de época neandertal que lleva siendo excavado desde hace varias campañas por el investigador João Zilhão, de la Universidad de Barcelona, se determinaba que, “los neandertales sobrevivieron al menos 3.000 años más de lo que se pensaba en el sur de España, mucho después de que se extinguieran en todas partes, según una nueva investigación publicada en Heliyon”.
Así, el equipo de Zilhão explicaba que Cueva Antón proporcionó ya en 2010 pruebas inequívocas de simbolismo entre los neandertales. Poniendo esa evidencia en contexto y usando las últimas técnicas radiométricas para fechar el sitio, los investigadores muestran que Cueva Antón es el sitio más reciente conocido ocupado por neandertales.
Territorio rico y cuna de culturas, la comarca del Río Mula sigue escondiendo parte de la historia.