FERNANDO LÓPEZ MIRAS

Presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia

El año 2021 ha estado marcado, inevitablemente, por una pandemia que sigue condicionando nuestro día a día en todos los ámbitos, tanto a nivel sanitario, como económico y social. Sin embargo, la vacunación y el cumplimiento responsable de las recomendaciones sanitarias por una gran mayoría de la población, nos permiten mirar al futuro con ilusión y esperanza en una recuperación económica y de empleo que, en el caso de la Región de Murcia, se atisba más cercana y consolidada.

Presidente Fernando López Miras

El principal objetivo del Gobierno regional de Murcia a lo largo del último año ha sido propiciar los factores que hicieran posible cuanto antes este escenario de crecimiento que nos sitúa en lugares de privilegio entre todas las regiones españolas, hasta el punto de haber recuperado ya el número de empleados anterior a la pandemia. Por ello, hemos seguido impulsando medidas de libertad económica, la simplificación de trabas administrativas y la reducción de impuestos como verdaderos instrumentos de desarrollo, progreso y prosperidad.

Buena parte de esta recuperación se basa en la fortaleza de nuestras exportaciones que han permitido que a finales del tercer trimestre las empresas de la Región de Murcia hayan vendido al exterior un 20% más que en el mismo periodo de 2019.

El otro pilar de este crecimiento se fundamenta en la recuperación de un sector tan estratégico como el turístico, algo a lo que, sin duda, ha ayudado la condición de Capital Española de la Gastronomía para la Región de Murcia y todas las acciones de promoción asociada a la misma. Además, otra de las grandes prioridades del Gobierno regional ha sido la recuperación de manera definitiva y permanente de ese espacio natural único en Europa que es el Mar Menor, de su incalculable riqueza ecológica y medioambiental.

Avances y logros que fueron puestos en grave riesgo por la gran irresponsabilidad que supuso, en los peores momentos de la pandemia, la moción de censura presentada por quienes antepusieron sus propios intereses a los de la Región de Murcia y todos los murcianos, y que, como no podía ser de otro modo, se saldó con un rotundo fracaso.

Y aun siendo extremadamente grave, no ha sido ésta la única amenaza a la recuperación que hemos tenido que afrontar en 2021 en nuestra Región, pues al histórico obstáculo para nuestro desarrollo que representa el injusto modelo de financiación autonómica vigente, se suma el capricho del Gobierno central de convertir a la Región en una ‘isla ferroviaria’ a la espera sin solución de una llegada de la Alta Velocidad que se demora más y más en el tiempo, y las amenazas que se ciernen sobre el Trasvase Tajo-Segura, una infraestructura clave para seguir haciendo de la Región de Murcia la Huerta de la que se alimenta Europa.

Son muchas las incertidumbres y dificultades, pero la mejoría de la situación en general debe ser el punto de partida de una nueva etapa marcada por la esperanza y la certeza de que vamos a seguir avanzando y superando nuevos retos, también desde el Noroeste de la Región de Murcia donde el Ejecutivo que presido tiene centrados buena parte de sus esfuerzos para lograr que esta tierra avance y salga adelante a una misma velocidad, sin dejar a nadie atrás.

Algunos ejemplos los encontramos en la adquisición, por parte de la Comunidad Autónoma, del convento San José de las Carmelitas Descalzas de Caravaca de la Cruz, para garantizar su plena conservación y potenciar su gran atractivo cultural y turístico; o en la continua apuesta por la mejora de nuestro sistema público sanitario como se demuestra con la inversión de más de 800.000 euros en el hospital comarcal del Noroeste del que se benefician 72.000 usuarios de Caravaca, Cehegín, Bullas, Calasparra y Moratalla. Asimismo, seguiremos reivindicando al Gobierno de España la ejecución de infraestructuras estratégicas para el desarrollo de la Región de Murcia que pasan, inevitablemente, por el Noroeste.

Hemos demostrado con creces que unidos somos más fuertes y capaces de alcanzar cualquier objetivo que nos marquemos. El Gobierno regional seguirá trabajando sin descanso para defender los intereses del millón y medio de personas al que representamos.