ANTONIO LANDÁBURU/Presidente de Nuevas Generaciones Región de Murcia

Nací en Águilas, un rincón único y exquisito de nuestra costa, una ciudad acogedora que desde muy pequeño me enseñó a conocer a los demás y acercarme al distinto, al diferente, al que lo necesitaba. Siempre me ha gustado estar en contacto con la gente y participar de la vida de mi pueblo y de sus inquietudes. Me gusta hablar y acercarme a mis vecinos, saber de ellos, oir al que tiene problemas y también al que aporta soluciones.

Los que me conocen bien, me dicen en ocasiones que soy el defensor de las causas perdidas, porque he hecho mías causas que otros no defendían, porque nunca he podido permanecer callado, inmóvil, ante cualquier injusticia, ni antes ni ahora.

Y es en Nuevas Generaciones, precisamente, donde he encontrado la oportunidad de canalizar esas inquietudes. Una organización que me ha forjado como persona y a la que quiero devolver un poco de lo mucho que me ha aportado. En Nuevas Generaciones conocemos bien las necesidades de los jóvenes de la Región, no sólo por compartir su edad, sino porque somos gente de calle, de nuestras ciudades y de nuestros pueblos.

Quiero, en esta nueva etapa, poner en valor la política como herramienta para solucionar los problemas de la gente. Esa es la buena política, la política útil y la que no levanta muros, la de verdad, la política que se basa en el respeto a todos, incluidos a los adversarios, a los de diferente signo político.

En NNGG nos une el compromiso por la Región de Murcia y por cada uno de sus municipios, como Cehegín, Moratalla, Caravaca, Calasparra, Mula, Albudeite, Campos del Río, Pliego o Bullas. Queremos lo mejor para todos ellos y vamos a trabajar hasta el último aliento para seguir haciendo de nuestra Región, como dice el presidente López Miras, la mejor tierra del mundo.

Una tierra que, desde 1995, con los gobiernos del Partido Popular, ha experimentado el mayor periodo de prosperidad de su historia. Se han llevado a cabo políticas dirigidas a los jóvenes, como la más reciente que es que la Comunidad Autónoma avala a los jóvenes de hasta 35 años para la compra de su vivienda. Y eso lo hemos hecho aplicando políticas que fomentan la libertad y el emprendimiento, pero sin abandonar a los que más lo necesitaban, siendo solidarios y aportando nuestros valores. Políticas reales de juventud.

Así es como entiendo yo la política y las Nuevas Generaciones. Creo en unas Nuevas Generaciones diversas, integradoras, unas Nuevas Generaciones que sumen y que no dividen, unas Nuevas Generaciones que hermanen y no enfrenten. Quiero unas Nuevas Generaciones en las que nadie dé carnets de auténticos, en las que se pueda discrepar sin crispar y en las que no haya buenos ni malos.

Quiero y creo en unas Nuevas Generaciones de la Región de Murcia de todos y para todos, porque AHORA es el momento de cambiar y mejorar.