Ya en la calle el nº 1052

La plataforma ciudadana Sí, Bullas Viva advierte de un “deterioro ambiental descomunal” en el municipio

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

JAIME PARRA

Además del Consejo de Defensa del Noroeste, de ámbito comarcal, en los diferentes municipios han surgido plataformas o asociaciones preocupadas por distintas cuestiones medioambientales que afectan con mayor intensidad allí donde viven. Por poner dos ejemplos, hay activistas cehegineros en contra de la explotación de la Mina Gilico o por el cierre el vertedero de Valentín (que también afecta a Calasparra). Esto no significa que en las demandas de unos no se impliquen los otros, los límites geográficos no suelen coincidir con los administrativos: es el mismo río, u otro afluente, que desemboca en el Segura, el mismo aire el que se respira en uno u otro pueblo.

En el caso de Bullas, la plataforma ciudadana Sí, Bullas Viva nace como contestación ante una solicitud de licencia municipal para la construcción de una macrogranja porcina de 1.999 cabezas en el paraje de Codoñas, a los pies de la sierra de la Silla, donde se produjo el incendio del 2020 que arrasó unas 350 hectáreas de pinos. Pero en esta entrevista consideran que la macrogranja es solo la punta del iceberg de los problemas medioambientales que dañan al municipio.

Principales problemas medioambientales

Desde la plataforma ciudadana Sí, Bullas Viva, observamos como en los últimos años se ha producido un deterioro ambiental descomunal, centrado en:

– Agricultura intensiva y ganadería industrial: Cambio de paisaje, sustitución de cultivos tradicionales por agrointensivos en agua y químicos. Crecimiento exponencial de las granjas de ganadería industrial intensiva. Todo ello, provocando contaminación de los acuíferos, aire, tierras, problemas sanitarios, pérdida de biodiversidad, población y paisaje, patrimonio etnológico, incompatibilidad con otras actividades, como turismo rural, producción ecológica, etc.

– Movilidad urbana. Tenemos un plan aprobado Y NO APLICADO de movilidad urbana sostenible, y que en realidad es justo lo contrario a lo establecido en ese plan: se fomenta el uso del vehículo privado, no existiendo ninguna zona peatonal ni restricción al tráfico, en detrimento del bienestar del ciudadano y con las consecuencias previsibles de problemas de tráfico, aparcamiento, colapsos, molestias, ruidos, contaminación.

– El estado del río Mula, que si bien ha sido declarado una pequeñísima parte “monumento natural”, se encuentra sometido a una gran presión turística, tanto humana como de vehículos, provocando suciedad, alteración de ecosistemas, destrucción de flora, apertura de nuevos caminos y fragmentación del cauce, etc.,

– Educación y difusión ambiental. Centrada casi exclusivamente en gestos simbólicos de la mano de campañas con Ecoembes, y poco más.

Y lo más preocupante, no sólo la inaplicación de un plan de adaptación al cambio climático y sus nefastas consecuencias: es que las actuaciones municipales van en el sentido contrario, padeciendo de un pasotismo, cortoplacismo y una falta de visión global futura muy preocupante. Todo es demagogia y eco-postureo; Greenwashing de manual.

Responsabilidad

Consideramos que el Ayuntamiento es el principal responsable, pues es titular del agua potable, responsable de la movilidad urbana, usos del suelo, paisajismo, licencias urbanísticas. Por tanto, es el primer dique de contención para conceder/denegar todas esas actividades.

Medidas para revertir la situación

Proponemos:

– Aplicación inmediata del Plan de Movilidad Urbana Sostenible ya elaborado.

– Aplicación estricta del Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible de Bullas, ya elaborado, procediendo de compromisos previos adquiridos en los Pactos de los alcaldes, Life Sec Adapt, etc.,

– Protección integral real de todo el cauce del río Mula.

– Restringir (impedir) lo máximo posible la instalación de macrogranjas, sus ampliaciones y los cultivos agrointensivos. Con la normativa municipal es más que suficiente.

– Y difusión y promoción en campañas municipales y escolares de toda la temática antes propuesta y una permanente campaña de educación medioambiental en los colegios.

 

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Sonrisa Saharaui
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco