CCOO advierte que si la empresa continúa con la supresión de puestos fijos, no da marcha atrás en los recortes injustificados de plantilla, y no aumenta la contratación con la suficiente plantilla para poder prestar un servicio postal público de calidad a los ciudadanos, continuará con las movilizaciones por irresponsabilidad de los gestores.

Tras el anuncio de Correos de recortar unilateralmente y sin consenso, 35 puestos de trabajo fijos en Murcia, CCOO, CSI•F y Sindicato Libre iniciaron el pasado 24 de febrero un calendario de movilizaciones con 2 horas de paro en los centros afectados por este severo ajuste.

En el segundo día de paros, los trabajadores de las unidades de Cieza y Caravaca han secundado masivamente los paros con concentraciones en las puertas de los centros, para mostrar su rechazo a los recortes de personal que está realizando la Dirección Territorial de Correos de forma ilegal, y sin previa consulta a las organizaciones sindicales.

«Correos quiere un trabajo de más calidad con menos personal y con contratos precarios». CCOO denuncia que los trabajadores/as están sufriendo diariamente las consecuencias del recorte de plantilla con acumulaciones en los centros de cartas, certificados y paquetes, cargas en los carros muy por encima de las recomendadas, recorren muchos más kilómetros y se les obliga a hacer una entrega diaria de productos más especializados que conllevan más tiempo de trabajo.

Y es que pese a la caída de la carta, el envío de paquetes y notificaciones no para de crecer, dato que la empresa no está contemplando y que está provocando no sólo un precarización del empleo, con contratos por horas y días algo que no es admisible en una empresa pública. Correos ha renunciado a la pPlantilla Correos Caravacarestación del servicio postal público de calidad y prueba de ellos es que los murcianos están recibiendo su correo uno o dos días a la semana en vez de los cinco estipulados.

CCOO advierte que si la empresa continúa con la supresión de puestos fijos, no da marcha atrás en los recortes injustificados de plantilla, y no aumenta la contratación con la suficiente plantilla para poder prestar un servicio postal público de calidad a los ciudadanos, continuará con las movilizaciones por irresponsabilidad de los gestores.