JAIME PARRA

Por unanimidad se aprobó en el último pleno del Ayuntamiento de Bullas la puesta en marcha de un Plan Integral contra la Despoblación de la pedanía de La Copa.

Su pedanea, María Espín, nos explica en qué situación se encuentra la pedanía y cuáles son las principales medidas recogidas en el plan.

En menos de dos décadas, la población de La Copa ha disminuido casi un 20%, ¿cuáles son las principales razones por las que los habitantes abandonan La Copa?

La principal razón puede encontrarse en la falta de trabajo dentro de la pedanía. La falta de industrias y comercios instalados en ella acaban propiciando que la población se trasladé a las grandes ciudades, o a municipios con más posibilidades en cuanto a vida laboral. También un factor a tener en cuenta es la baja tasa de natalidad y el envejecimiento de la población.

El éxodo de los pueblos a las ciudades no es un problema exclusivo de nuestro municipio, es un problema estatal, incluso me atrevería a decir que global. Son muchos los factores que influyen en esta tendencia, que a mi juicio tienen su mayor explicación en la falta de oportunidades laborales y de desarrollo de vida que tenemos los jóvenes en las zonas rurales.

¿Es la despoblación el problema más importante de La Copa?

Hoy en día quizás sí. El paro, la escasa financiación en infraestructuras del gobierno regional y la precarización de los recursos y los trabajos relacionados con el medio rural son cuestiones preocupantes, pero a las que se les puede dar solución.

Sin embargo, si no hay población de nada sirven los esfuerzos e iniciativas que llevamos a cabo desde el Consejo de La Copa, desde la administración local y desde otras entidades. Por tanto podríamos decir que sí, la despoblación de nuestra pedanía es el mayor problema al que nos enfrentamos hoy en día los coperos y coperas.

Como pedánea, ¿qué ventajas tiene el vivir en La Copa?

Para mí vivir en La Copa son todo ventajas. En ella encuentras la tranquilidad que no hallamos en las grandes ciudades, teniendo sin embargo la comodidad de tener Bullas a tan solo 3 km, que facilita el disfrute de todos los servicios. Además del contacto permanente con el medio ambiente, la libertad que tiene los más pequeños, pues aquí todos nos conocemos y nos cuidamos.

Pero sin duda lo más importante es la estrecha relación con todos los vecinos y vecinas, que en la figura que yo represento encuentran la facilidad de trasladarme sus necesidades, quejas e inquietudes.

Como joven, ¿qué inconvenientes?

Como suele ocurrir en todas las zonas rurales quizás sea la falta de establecimientos de ocio y comercios, la inexistencia de transporte público y la insuficiente actividades de dinamización que enriquecería mucho más la vida de nuestra pedanía. Para que los jóvenes vivamos cómodos en este tipo de pueblos necesitamos más actividades deportivas, culturales, de ocio y formativas.

Pero por supuesto la mayor dificultad es sin duda la falta de empleo de calidad que nos permita desarrollarnos laboralmente en concordancia con nuestra formación.

Brevemente, ¿cuáles son las principales actuaciones que propone el Plan Integral?

El Plan Integral de La Copa, como su propio nombre indica, está integrado por una batería de más de 60 medidas relacionadas con todas las áreas de gobierno de nuestro Ayuntamiento (educación, cultura, turismo, vivienda, transportes, deportes, medioambiente…), pero entre las más destacables podemos señalar aquellas relacionadas con los incentivos fiscales para los nuevos residentes y emprendedores, el fomento del empleo a través de la instalación de nuevas industrias, la protección y el impulso de las matriculas de nuestro colegio, el incentivo de atractivos turísticos que conviertan a La Copa en un destino para los amantes del medio rural, la defensa y la promoción de nuestros múltiples entornos naturales, la ampliación de la oferta cultural y deportiva, así como el incremento de las actividades dirigidas a niños y jóvenes.

Estos son solo algunos ejemplos de la amplia variedad de iniciativas que este plan contempla, enfocadas todas ellas a intentar hacer de La Copa un pueblo atractivo y con más vida, donde los jóvenes que han crecido en ella proyecten aquí su futuro, abriendo siempre las posibilidades a la llegada de nueva población que haga crecer y prosperar nuestra pedanía.