José Antonio Serrano Martínez

Alcalde de Murcia

Una Feria del Libro como la que celebramos en Murcia este mes de octubre es una magnífica oportunidad para visibilizar el vínculo entre editores y lectores y entre estos y los escritores.

Los lectores son los destinatarios finales de historias llenas de intriga, de intimidades, de terror; historias infantiles, incluso narraciones que describen nuestra sociedad actual, que fantasean con distopías o que nos refrescan episodios del pasado.

En los libros cabe todo, planetas enteros e incluso inexistentes, vidas completas, a veces llenas de verdad, a veces llenas de imaginación.

Pero para que los libros cumplan su función tienen que existir los lectores. Lectores de todo tipo y condición porque ¿qué mejor instrumento que una obra literaria para nivelar las diferencias entre ciudadanos y ciudadanas? La literatura nos iguala, nos emociona, nos cambia.

Todo lo que los libros nos cuentan nos llena, nos enriquece, nos hace mejores y nos hace sentir con ojos ávidos y corazones acelerados por pasiones de todo tipo.

Tenemos en esta tierra una importante industria editorial, cada vez más potente, que da respuesta a escritores dispares y a temas variados, pero también satisface una demanda igual de heterogénea. Tenemos también una buena cantera de escritores, algunos muy conocidos, otros no tanto, y también hay lectores expectantes. Tenemos clubes de lectura, bibliotecas con las últimas novedades, librerías cada vez más especializadas.

Y para que el mundo literario siga en auge, sin perder un ápice del auténtico protagonismo que debe tener en cualquier sociedad, sobre todo si tiende a ser progresista, moderna y preparada, debemos proteger y estimular cada uno de los eslabones de la cadena que conforma el intenso proceso desde la creación hasta la lectura de un libro.

Como administración local, nos toca, principalmente, potenciar la lectura y todo lo que ello implica. Es muy necesaria la motivación para que abrir una obra y adentrarte en lo que cuenta sea una alternativa atractiva para todos, sobre todo para los jóvenes que tan expuestos están a las influencias e informaciones, muchas veces poco filtradas, de internet.

Por ello, es tan magnífico el mundo literario, en particular el editorial, porque nos ofrece un catálogo cribado, bien escrito, de calidad. Es grandioso el trabajo que realizan las empresas editoras.

Por todo ello, la Feria del Libro es una oportunidad para el encuentro literario. Invito a que la aprovechemos porque, como dijo el  médico y filósofo, además de Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, Pedro Laín Entralgo: “La lectura nos regala mucha compañía, libertad para ser de otra manera y ser más”. Además, quiero recordar otra frase, en esta ocasión del filósofo, ensayista y matemático escocés, Thomas Carlyle: “Los libros son amigos que nunca decepcionan”.

Feliz Feria del Libro de Murcia.