MICAELA FERNÁNDEZ

“La Niña de mis Ojos’” es la primera novela de la muleña María Dolores Alcaraz. Su afición a la lectura ha formado parte de cada momento de su vida y desde hace años participa en el Club de Lectura de Librería Caballero, lo que la llevó a participar en el Concurso de Relatos que organiza este mismo establecimiento y que ganó en su séptima edición celebrada hace tan sólo unos meses.

María Dolores Alcaraz

María Dolores Alcaraz

Del resultado de ese concurso al que se presentaba con el relato ‘Expedito’, surgía ‘La Niña de mis Ojos’, una novela ambientada en la Murcia de principios del siglo XX y que veía la luz en un multitudinario acto de presentación celebrado en el Salón de Actos del Archivo hace tan sólo unos días.

¿Cómo se siente al tener este libro ya entre sus manos? Ha sido una epifanía.

He escrito mucho pero nunca al nivel de este tipo de literatura. Me lo he pasado muy bien escribiendo este libro, ha sido una experiencia muy gratificante. El hecho de haber podido escribir algo y que a la gente le guste es una gran satisfacción porque es como un hijo al que no se le ven defectos, pero el hecho de que a la gente le guste es algo muy importante para mí.

Tuvo la oportunidad de estar firmando libros durante el acto principal en Mula con motivo del Día del Libro, ¿cómo se sintió?

Estuvo muy bien porque pude dedicarle tiempo a la gente que se acercaba para adquirir el libro y para que lo firmara. Hubo gente que no pudo estar en la presentación y aprovechó para acercarse y pude hablar con ellos, algo que el día de la presentación fue más difícil.

¿Qué encontrará el lector en ‘La Niña de mis Ojos?

Es una novelita corta, de fácil lectura y está ambientada en la Murcia de principios del siglo XX, antes de la Guerra Civil.

Tiene un poco de costumbrismo y sucede en escenarios conocidos donde el lector encontrará una historia de amor que se entremezcla con la guerra y con el contraste de la desigualdad entre clases sociales.

¿Cómo ha sido la labor de documentación?

Aunque no es una novela extensa, sí he tenido que documentarme sobre diversos aspectos.

Hay referencias sobre la Semana Santa con pasos de Salzillo o sobre la Guerra de África, de la que tuve la suerte de disponer de una amplia documentación. He intentado ser precisa y he tenido que buscar mucho, incluso algo tan simple como una descripción de un atardecer en el Malecón para lo que tuve que cerciorarme en cómo eran los atardeceres allí.

¿Habrá una segunda novela?

No descarto seguir escribiendo porque me lo he pasado muy bien, un proyecto más largo, pero la verdad es que la última fase de este libro me absorvió por completo, fue muy complicado porque tenía que seguir con mi trabajo, pero no descarto seguir escribiendo.

De momento ya he sacado una libreta donde voy apuntando cosas que me van sucediendo o que me van contando porque, un relato corto lo sacas de cualquier anécdota, pero escribir algo con más envergadura requiere mucho más.