PSOE CARAVACA

Una vez más lamentamos comprobar que el Gobierno Regional del PP de López Miras sigue improvisando y demostrando su incapacidad para gestionar esta crisis en sus vertientes económica, social, sanitaria y, ahora, educativa. Ha tenido tiempo suficiente para planificar el inicio de curso, pero los resultados han sido decepcionantes: como los estudiantes despistados suspende en septiembre.

Hemos asistido al retraso del comienzo del curso para Educación  Infantil y Primaria al 14 de septiembre horas después de haber enviado las instrucciones de inicio de curso (por cierto hoy han recibido los centros educativos otras más y no serán las ultimas, lamentablemente). Esto demuestra la falta de rumbo, de hoja de ruta de la Consejería de Educación.

Este retraso estaría justificado si es para rectificar la propuesta de la Consejería y se procediera a la contratación de 1.500 docentes, como mínimo, que ayudaran a reducir ratios en las aulas, es decir, reducir el número de alumnos por clase, y poder hacer frente a las necesidades de la comunidad educativa, garantizando su seguridad.

También es una oportunidad para retornar a la senda del consenso y el sentido común, oyendo y atendiendo las peticiones de la comunidad educativa, a los sindicatos del sector (CC.OO. y STERM ya han pedido la dimisión de la consejera) y convocando, que de momento no se ha hecho ante la gravedad del momento que vivimos (y esto dice mucho del talante del Gobierno Regional), al Consejo Escolar de la Región de Murcia. Hay que hablar con todos los implicados en el mundo de la educación en nuestra región y no ignorarlos. La falta de diálogo y la imposición son un mal camino.

Somos la única Comunidad Autónoma que ha decidido dejar en casa al 20% de su alumnado cada día en vez de reducir el número de alumnos por clase. Nos gustaría que López Miras hiciera público el informe epidemiológico que avala reducir 4 días a la semana los días lectivos en vez de reducir la cantidad de alumnos por espacio. Y todo esto sin tener previsto un plan de conciliación familiar real ante esta circunstancia.

Desde el PSOE creemos que hay que volver presencialmente a las clases, pues los más de 30.000 alumnos que han tenido problemas durante el confinamiento para seguir las clases telemáticamente no pueden que darse sin su derecho a la educación debido a la brecha digital que el Gobierno Regional de López Miras ha decidido no erradicar. Pero esta vuelta se debe dar con todas las garantías suficientes para los alumnos, familiares y trabajadores de la educación.

Por esta razón, y entre otras medidas, proponemos que se aumente la partida para refuerzo de limpieza y desinfección de centros educativos de 2  a 6 millones de euros.

Son 73 los millones de euros que desde el Gobierno de la Nación llegarán de manera extraordinaria, en este mes en curso, a la Comunidad Autónoma de Murcia para reforzar la educación ante el inicio de curso. A día de hoy, y se le ha pedido en varias ocasiones, no sabemos el plan del Gobierno Regional  para invertirlos. De momento, lo que si sabemos es que no piensan gastarlo ni en profesores, ni en medios preventivos ni en limpieza y desinfección. Esperemos que no pase como con los 98 millones que llegaron para reforzar la sanidad murciana, de los cuales, a día de hoy, tan solo se han utilizado 30 millones en estos menesteres. ¿Qué ha pasado con los restantes 68 millones? Esperemos verlos pronto invertidos en sanidad y que no se pierdan en tapar los innumerables “agujeros” económicos y financieros que tiene el Gobierno Regional del PP-C´s.

Finalizando, los ciudadanos de nuestra región necesitamos tener la certeza que nuestros hijos e hijas van a su centro educativo con total seguridad; seguridad que por ende será la de nuestras familias y la de los trabajadores del mundo de la educación.