Readymade en La Huerta es la última obra de la fotógrafa Cristina Navarro. En esta serie fotográfica, naranjas, pomelos y limones son descontextualizados de su entorno habitual para otorgarles la categoría de objetos de arte, haciendo así una reivindicación de la belleza de lo ordinario.

Esculturas con cítricos: Arte objetual en la Huerta

El readymade, conocido en español como “arte encontrado”, es la expresión artística más extendida del movimiento dadaísta y tuvo como máximo representante a Marcel Duchamp. Esta corriente artística buscaba romper con el arte institucionalizado que concebía la pieza artística como algo sagrado que solo podía vivir en un museo.

Mediante esta acción, la fotógrafa expresa la importancia de valorar la belleza de lo cotidiano. “Me apasiona encontrar belleza en esas cosas pequeñas, discretas y calladas que nos rodean” son palabras de Cristina Navarro.

En esta serie fotográfica vemos composiciones escultóricas donde el equilibrio y la geometría juegan un papel muy importante. Las formas esféricas de los cítricos contrastan con las rigidez de las peanas de escayola, estableciéndose así un diálogo entre lo orgánico y lo funcional, entre lo fluido y lo estático.

Esta no es la primera vez que la artista se inspira en la Huerta para realizar una obra fotográfica. Anteriormente realizó un reportaje con la técnica del claroscuro tomando verduras con elementos principales. Alcachofas, zanahorias y acelgas fueron algunos de los protagonistas de su anterior obra.

Cristina nació en Lorca en 1983 y es licenciada en Publicidad y Bellas Artes por la Universidad de Murcia. Actualmente trabaja como fotógrafa profesional en su propio estudio de fotografía ubicado en Murcia. Está especializada en fotografía gastronómica y de producto, siempre con un estilo muy artístico e inspirador.