ANA MARÍA VACAS

La conversación es una manera grata para contribuir al conocimiento directo y con detalle de la evolución de artistas dentro de las disciplinas relacionadas con el ámbito cultural. En esta ocasión hemos entrevistado al pintor Francisco Fernández Ruiz, oriundo de Cehegín, el cual ha realizado el cartel premiado que representa las Fiestas Patronales de Cehegín 2019.

¿Cómo decidiste presentarte al concurso de carteles de las Fiestas Patronales de la Virgen de las Maravillas?

Fue un poco una decisión a última hora animado por mi abuela. En realidad, lo desarrolle en cuatro días pues el plazo de presentación concluía. Estuve visionando los carteles anteriores y observé que en la mayoría eran parecidos, apareciendo la imagen de la Virgen en muchos de ellos y pensé en realizar algo diferente ya que este año ya existía un cartel para las novenas, por cierto, muy bonito que incluía su imagen. La figura más cercana a la Virgen es la figura de la Manola, que va custodiándola y acompañándola durante el trayecto de las procesiones, por lo que podíamos relacionarla no de una manera directa sino implícita. La mantilla blanca se asocia a este tipo de rito religioso de ámbito festivo.

¿Como crees que ha resultado tu obra?

Creo que representa mi personalidad artística, enfocando sobre todo la obra al realismo que es el estilo que actualmente estoy desarrollando. Técnicamente creo que está trabajado con rigor. La estética no siempre va a gustar a todos; hay que valorar muchos detalles dentro de ella, como el concepto, la simbología que representa estudiada con sentido.

Tu trabajo anterior era de índole onírico, basado en un concepto filosófico que respaldaba ese trabajo. ¿Hoy día continuas en ese registro o tu obra lleva otra intención implícita?

En este momento estoy realizando obras para el montaje de mi primera exposición individual, la cual nunca pensé que se fuera a realizar en mi pueblo, ya que generalmente he montado en numerosas ocasiones fuera, pero esto no se planea, surge de manera espontánea y ahora me alegro.

Entre 2016-2017 comencé a desarrollar un proyecto para poner en valor un bien inmobiliario, dentro del Máster de Gestión que realizaba; no había sido viable hasta este momento que se ha presentado la ocasión en colaboración con el ICA, por medio de una selección de trabajos presentados por artistas a nivel regional.

El proyecto se basa en un estudio de la casa de las Boticarias de Cehegín. Es una casa solariega del siglo XVI, propiedad de Alonso de Góngora, alférez mayor perpetuo de la villa. Viaja a Italia en pleno renacimiento e importa las costumbres de sus colegas incorporando estos ornamentos para embellecer su patrimonio y darle mayor prestancia. La casa posee una fachada barroca engalanada con columnas jónicas, un claustro de madera y un aljibe propio. Pasa por distintos propietarios hasta llegar a la familia Ortega Lorencio, boticario; al morir él, sus hermanas asumen la botica y mantienen el nombre como la casa de las Boticarias que se mantiene hasta nuestros días.

Realicé una serie de fotografías y he desarrollado estos trabajos absolutamente realistas basadas en ellas, en carboncillo y oleo. Consta de dos secciones, uno es la presentación de las obras en el Museo Arqueológico de Cehegín; y la segunda se trata de una instalación desde dentro de la “Casa de las Boticarias” con imágenes montadas en bastidor que se puedan observar por las ventanas siendo iluminadas con efecto.

Mi intención es presentarla al público de manera figurada, que todo el mundo pueda ver como se encuentra ahora mismo en comparación con el recuerdo que se tiene de ella.

¿Utilizas una gama cromática diferente a la habitual?

Es una exposición sobria en consonancia con la vivienda, colores negros, grises, ocres, que guardan relación con la paleta de colores de la época. El lugar donde crece una persona es lo que determina su personalidad e influye en el desarrollo de las obras, y conocer lo que te rodea, tus raíces, tus paisanos, su historia y costumbres enriquece interiormente y fortalece ese vínculo que se agradece.

¿Has encontrado apoyo en tu pueblo para tu proyecto?

Si, en cuanto empecé a interesarme por el inmueble, se me brindó toda la información necesaria. En concreto quiero dar las gracias al director del Museo Arqueológico, Francisco M Peñalver Aroca, por su compromiso para con mi trabajo, poniendo a mi disposición todos los medios posibles. También al Ayuntamiento, tanto a la anterior legislatura como la actual.

 

 

 

 

 

 

Siempre mi respeto y admiración por Francisco Fernández Ruiz, que nos presenta un trabajo bien hecho, proyecto singular y a su vez extraordinario que nos acerca a todos a nuestros antepasados por medio de los recuerdos, con un toque de melancolía y emoción. ¿A quién no le gustaría volver poder mirar en este presente, cualquier recuerdo guardado durante años en su mente?