MICAELA FERNÁNDEZ

Llevan meses practicando en grandes recamaras de camión adaptadas para, desde bien pequeños, reconocer y repetir los distintos toques tradicionales de los tambores de Mula.

La escuela del tambor de Mula acoge este año más de 200 alumnos que desde el pasado mes de diciembre acuden semanalmente a la escuela, situada en la sede de la Asociación de Tamboristas, para iniciarse en el toque del tambor, una tradición que, a pesar de no tener partituras afianza a los más pequeños en la escuela desde conocer los distintos toques, conocer las partes que forman un tambor y la manera artesanal de realizarlo o la misma historia de la tradición del toque en Mula.