PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

Ezio Bosso (13-09-1971, Turín-Italia/15-05-2020, Bolonia-Italia), compositor, bajista y director de orquesta que enfocó su vida a la música desde su más tierna infancia. ​Enamorado de la radio y de los sonidos musicales que emitían las emisoras, gozaba de un brillante gusto por la música y, especialmente, por lo clásico. Su hermano mayor tocaba la guitarra por diversión y, con su ayuda, aprendió a tocar flauta y guitarra. Con 4 años ya estudiaba la teoría de la música, gracias a una tía abuela, quien, simultáneamente, le enseñaba a tocar el piano. A los 10 años, ya tocaba el bajo, su gran pasión de siempre. Afición, pasión, entusiasmo, curiosidad y dedicación le llevaron a componer música, ya desde la infancia. Debut como solista en Lyon-Francia, con 16 años, para, posteriormente, introducirse en varias orquestas en las que tocaba el bajo. Pero, entonces, ya había compuesto música para teatro y danza. Un encuentro con Ludwig Streicher, quien sería su profesor, le animó a estudiar composición y dirección en la academia de Viena.

Fue considerado, en los años ’90, uno de los más virtuosos solistas en contrabajo, a pesar de su indisimulada juventud. Ha actuado como director de orquesta y solista en todo el planeta, presentándose en el “Palacio de las Bellas Artes”, en Ciudad de México; “Carnegie Hall”, de Nueva York, o el “Palais des Beaux Arts”, en Bruselas. Ofreció cursos en Japón y París, ha cosechado éxitos valiosísimos y goza de una biografía y trayectoria artística que no son para un párrafo ni para unas breves líneas, pero queríamos dejar constancia de su desaparición, óbito que se ha producido con unos jovencísimos 48 años, como consecuencia de una esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad degenerativa que le fue diagnosticada en 2011 y que ha sufrido hasta ahora. ​