CARM

La Comunidad pondrá en marcha este curso diez nuevos comedores escolares, y en total serán 238 los centros que contarán con este servicio del que se beneficiarán 16.000 alumnos.

La titular de Educación y Cultura, Esperanza Moreno, que hoy visitó el comedor del CEIP Reino de Murcia, indicó que ha supuesto una inversión aproximada de 500.000 euros.

Esperanza Moreno destacó que el servicio de comedor escolar que la Consejería pone a disposición de las familias “supone un importante medio para el sostenimiento de la conciliación de la vida laboral y familiar”, además de ser “un excelente medio para que los más pequeños puedan desarrollar hábitos saludables, de convivencia, y de capacidad para compartir con alumnos de otros cursos, reforzando su identidad e interacción”.

La Consejería de Educación destina 4’3 millones de euros a este “servicio esencial” para conciliar la vida familiar que son los comedores escolares, de los que 3’8 millones corresponden exclusivamente a becas de comedor. De los cerca de 16.000 alumnos que utilizan este servicio, 6.000 de ellos lo hacen en régimen de total gratuidad.

Los centros que comienzan el curso escolar estrenando comedor son los CEIP Feliciano Sánchez y José María Lapuerta de Cartagena; y el CEIP José Marín de Cieza, además de los CEIP Nuestra Señora de la Encarnación de la Raya; Nuestra Señora de las Mercedes de la Puebla del Soto y el San Pio X, todos ellos pertenecientes al municipio de Murcia.

A lo largo del curso escolar está previsto poner en funcionamiento cuatro comedores más, que darán servicio a otras 250 familias. Estos corresponden al CEIP Artero de Bullas, que también dará servicio a los otros centros de la localidad; el CEIP Virgen del Pilar de la Estación de Blanca; y los CEIP Nuestra Señora de la Antigua de Monteagudo (Murcia) y San Agustín de Ojós.

Al mismo tiempo, la Consejería da cobertura aquellos centros que al no disponer de un número suficiente de comensales para tener servicio propio y por cercanía, comparten el servicio con otros colegios, como en el caso de Abarán en el CEIP Juan XXIII, o en Cieza en el caso del CEIP Gerónimo Belda, que acogen alumnado de centros cercanos. Se trata de una manera de optimizar este servicio público tan demandado y de reforzar la cooperación entre los distintos centros y sus respectivas comunidades escolares.

Más ayudas a las familias

La Comunidad va a invertir casi 30 millones de euros en impulsar una política ambiciosa de becas, ayudas y servicios en diversos ámbitos. La Consejería de Educación, señaló la consejera, destina cerca de siete millones de euros a la Ley de Gratuidad de Libros de Texto, “que supone un hito en la gratuidad efectiva de la educación obligatoria en nuestra Comunidad”.

Moreno subrayó que a esta inversión hay que sumar 2’6 millones para ayudas al estudio, “que suponen 300.000 euros más que el año pasado y que beneficiarán a 21.000 alumnos, 1.000 más que el año pasado”. Es importante resaltar que a pesar de estar implantando la gratuidad de libros de texto en los cursos de la escolarización obligatoria, este aumento en el presupuesto de becas directas se traduce en muchas más familias beneficiadas al comienzo del curso escolar”.

Además, la Consejería emplea 16 millones de euros en el servicio de ‘transporte escolar’ que incluye 326 rutas por toda la geografía regional, que utilizan a diario 18.500 alumnos. A esto, se suman 200.000 euros en ayudas individualizadas.

Éste es también “el curso de la gratuidad de la educación temprana”,  para la que se consigna medio millón de euros para ayudas a la escolarización de cero a tres años, “comenzando la implantación de la gratuidad en este tramo de edad”. Se trata de otro hito educativo en la historia de nuestra Comunidad”, concluyó la consejera.