CARM

La Comunidad Autónoma mejora la seguridad vial de cerca de 10 kilómetros de la carretera regional RM-C1, que une el municipio de Alcantarilla con la pedanía murciana de Barqueros y la muleña de Fuente Librilla, actuación que supondrá una inversión de 1.423.000 euros.

Hoy se pone en servicio un primer tramo de la vía, de 1,7 kilómetros de longitud, en el que se ha mejorado del firme y del drenaje de la calzada y en el que se han invertido 823.300 euros. A esta cifra hay que añadir alrededor de 600.000 euros más para la ejecución de la segunda fase de acondicionamiento de la carretera.

El consejero de Fomento e Infraestructuras, Patricio Valverde, y el alcalde de Murcia, José Ballesta, presentaron hoy el acondicionamiento del primer tramo de la carretera regional RM-C1, tras la conclusión de las obras de estabilización del suelo y la construcción de drenajes naturales para evitar la filtración de agua bajo la plataforma.

“Esta actuación va a suponer un incremento de la confortabilidad y seguridad de la conducción gracias a la mejora de la uniformidad del pavimento de esta carretera”, destacó el consejero que indicó que las obras beneficiarán a los 1.500 vehículos que transitan diariamente por esta vía.

Patricio Valverde recordó que la prioridad del Ejecutivo regional es incrementar la seguridad vial en los 3.000 kilómetros de la red regional de carreteras. “En este marco anunciamos el acondicionamiento de otros 8,1 kilómetros de esta carretera que se hará este mismo año”.

El responsable regional explicó que la redacción del nuevo proyecto de obra concluirá la semana que viene y posteriormente se iniciará el trámite de contratación de los trabajos.