JAIME PARRA

El 13 de agosto, y por sexto año consecutivo, la comunidad boliviana residente en Caravaca de la Cruz celebrará la festividad de la Virgen de la Urkupiña.
Tras la misa, que tendrá lugar a las 19:30 horas en la Iglesia de los Carmelitas, los participantes llegarán en procesión, acompañados por las autoridades de Caravaca de la Cruz y representantes del consulado de Bolivia, hasta la antigua estación de tren. Allí habrá una demostración de bailes típicos de Bolivia en una conmemoración que dura hasta entrado el día siguiente.

JAIME PARRA

El 13 de agosto, y por sexto año consecutivo, la comunidad boliviana residente en Caravaca de la Cruz celebrará la festividad de la Virgen de la Urkupiña.
Tras la misa, que tendrá lugar a las 19:30 horas en la Iglesia de los Carmelitas, los participantes llegarán en procesión, acompañados por las autoridades de Caravaca de la Cruz y representantes del consulado de Bolivia, hasta la antigua estación de tren. Allí habrá una demostración de bailes típicos de Bolivia en una conmemoración que dura hasta entrado el día siguiente.
Aunque adelantada al sábado la fiesta en Caravaca de la Cruz, el 15 de agosto en Bolivia se conmemora la representación de la aparición de la Virgen María de Urqupiña en el Cerro Quta.
Una devoción que han traído consigo cuando llegaron a España y que el pasado año reunió en Caravaca en torno a unas quinientas personas, que llegan desde distintos puntos de Murcia y regiones limítrofes.
Este año se ha creado una nueva fraternidad, Caporales, que se une a la de Tinkus, que se formó por la devoción de dos familias: la Caballero Fuentes y la Fernández Arévalo.