CARM

El patrimonio histórico y artístico, el Año Jubilar de Caravaca de la Cruz y los festivales de música son los tres pilares fundamentales sobre los que la Región de Murcia basa su estrategia para promocionar el turismo cultural, que supone un factor esencial para avanzar en la desestacionalización, así como para generar puestos de trabajo y fomentar la internacionalización del destino, dado que atrae asistentes más allá del público regional y nacional.

El consejero de Presidencia, Turismo y Deportes, Marcos Ortuño, explicó esta apuesta por el turismo de ciudad en su intervención en la cumbre mundial sobre el turismo que se celebra ayer y hoy en Barcelona. Durante su intervención, expuso “cómo contribuye la cultura a generar experiencias únicas y se convierte en atractivo para la promoción exterior”.

En este sentido, Ortuño explicó la creación por parte de la Comunidad de la marca ‘Festivales de la Región de Murcia, Más Música’, que unifica una oferta que constituye el motor de un producto turístico rentable para la Región, al tener como denominador común la elevada inversión que se realiza durante esos días por parte del turista. Los festivales atraen más del 15 por ciento de los visitantes, generando un impacto económico de más de 25 millones de euros.

En cuanto al patrimonio cultural e histórico, el consejero destacó especialmente el potencial turístico de Murcia, Cartagena y Lorca, mientras que Caravaca de la Cruz, que representa una de las cinco ciudades santas de la cristiandad y es el máximo exponente del turismo religioso de la Región, se prepara para atraer a un millón de peregrinos en 2024 con motivo del Año Jubilar.

Cumbre del turismo postcovid

La cumbre mundial sobre el futuro del turismo después de la covid-19 pretende identificar soluciones para la industria turística y establecer un fuerte liderazgo para aplicarlas. Cuenta con más de un centenar de ponentes nacionales e internacionales, entre los que se encuentra el consejero de Presidencia, Turismo y Deportes, y en ella se aborda los principales retos del sector, como la transformación hacia un modelo turístico más sostenible.

El evento, organizado por la Fundación Advanced Leadership y la Fundación Incyde, de las Cámaras de Comercio españolas, ofrece un foro de reflexión sobre los retos que enfrentará la economía global, donde la industria del turismo tiene un papel clave que desempeñar en la reactivación mundial para la era posterior a la pandemia.

El objetivo de Future of Tourism World Summit es encontrar soluciones a los desafíos que plantea el turismo a nivel mundial tras la covid, desarrollar sistemas de colaboración para que la crisis se convierta en una oportunidad de progreso compartida y contribuir a la reactivación económica global del sector, responsable casi del 11 por ciento del PIB mundial, que se ha visto muy afectado por las restricciones de la pandemia.