El hermano mayor de la Real e Ilustre Cofradía de la Vera Cruz, Luis Melgarejo Armada, ha entregado esta mañana al presidente de la Fundación Española de Lucha Contra la Leucemia, Antonio López Bermejo, un cheque por valor de 1.756 euros.  El importe corresponde a la venta de entradas de la representación La venganza de Don Mendo, que llevo a cabo con carácter benéfico la Compañía Bendito Cariñena el pasado mes de mayo en el teatro Thuillier.

Durante el acto de entrega en la Casa de la Cruz el hermano mayor ha tenido palabras de agradecimiento tanto a la compañía de teatro amateur, entre cuyo elenco se encuentran descendientes del dramaturgo Pedro Muñoz Seca; como al Ayuntamiento, representado en el acto por el concejal de Cultura, Juan Manuel de León. “Sin su colaboración esta obra social no podría haber sido realidad”, ha explicado Melgarejo Armada. Es la segunda acción que se lleva a cabo dentro de la recuperada Obra Social de la Cofradía; la primera fue la entrega en octubre de 1.000 euros a la Fundación Jesús Abandonado, procedente de la celebración del Solemne Quinario de 2021.

El presidente de la FELL ha recordado que la fundación se encuentra cerca de cumplir 30 años desde que en 1993 comenzará su actividad. “Cuando comenzamos no existía ni la unidad de oncología infantil en Murcia ni la de trasplantes y los enfermos se desplazaban a Madrid o Barcelona. En la actualidad hay 500.000 donantes, 30.000 de ellos solo en Murcia; podemos decir que ahora mismo el 80 % de las personas que precisan un donante lo encuentran, y en algunos casos más de uno”.

El responsable de Cultura en el consistorio caravaqueño ha expresado su compromiso con este tipo de actos “No se puede decir que no a estos proyectos. Los caravaqueños son solidarios y lo han vuelto a demostrar con su asistencia al teatro, igual que lo hicieron con el Caravaca Power Pop, organizado por el Ayuntamiento y cuya recaudación se entregó a la Asociación Española Contra el Cáncer”.

La Fundación Española de Lucha contra la Leucemia

 El convenio firmado con el SMS en 2005 permite que anualmente una decena de niños puedan viajar hasta España desde Hispanoamérica para someterse a tratamiento en Murcia y tener una posibilidad de curarse. El SMS asume el coste del tratamiento y la FELL los traslados de pacientes, alojamientos, manutención o medicinas. La fundación también gestiona una casa de acogida para que los niños estén acompañados de un familiar durante el tratamiento en nuestro país y un albergue para niños con cáncer en Guayaquil (Ecuador) que permita descansar a los niños que tienen que recorrer grandes distancias para recibir tratamiento en el hospital.

Otro de los proyectos continuos de la FELL es la captación y tipaje de donantes de médula ósea y su posterior registro en el REDMO.