JOSÉ ANTONIO MELGARES GUERRERO
El pasado diez de octubre juró su cargo en el Ilustre Colegio de Abogados de Granada la caravaqueña Ester Castillo Guerrero, quien entre 1959 y 1962 fue la primera reina mora tras la reconversión de las Fiestas de la Cruz, acompañando al sultán Amancio Marsilla Marín. Actuó como padrino en la ceremonia de juramento el Decano del Colegio Granadino de Abogados Eduardo Torres González-Baeza, a cuyo despacho se ha incorporado la nueva letrada.

Ester Castillo, viuda muchos años y septuagenaria, es nieta del abogado caravaqueño D. Pedro Guerrero Gallego, quien tuvo despacho en la ciudad y ejerció la profesión en el primer tercio del pasado S. XX.