ANTONIO ÁLVAREZ BEIRO

El equipo infantil femenino del Club Voleibol Caravaca consigue un más que meritorio 4 puesto en segunda división de la Región de Murcia. Este puesto sienta las bases para que el proyecto de cantera del club siga creciendo de cara a los próximos años, una necesidad máxima para el equipo caravaqueño.

Las jugadoras de voleibol caravaqueñas han quedado en un meritorio cuarto puesto

Ahora bien, esta atípica temporada marcada, como en  todos los deportes y situaciones de la vida cotidiana, por la dichosa pandemia de Covid 19; ha sacado a relucir que existen brotes verdes en la cantera femenina del vóley caravaqueño. El buen trabajo que llevan haciendo estas temporadas los entrenadores de las bases comandados por Eddy Carvalho se ha saldado con un loable cuarto puesto, que seguro que de cara al futuro traerá mejores posiciones.

Uno de los artífices del buen resultado del equipo ha sido el entrenador, Jesús López Salinas, más conocido como Chechu. Vamos a hacerle una pequeña entrevista acerca de la temporada del equipo caravaqueño.

¿Cómo valoras la temporada del equipo?

Buenas, lo primero dar las gracias por la entrevista, por acordaros de nosotros y ayudarnos en la publicación y difusión del trabajo que se está haciendo con el voleibol en Caravaca.

Pues para valorar esta temporada lo primero que hay que explicar que ha sido una temporada muy atípica, excepcional y difícil por las circunstancias que todos conocemos debido a la pandemia generada por la COVID-19.

Comenzamos en octubre a entrenar y tras 2 semanas de entrenamiento con muchas restricciones sin ni siquiera poder compartir material entre jugadoras tuvimos que parar, en diciembre volvimos a entrenar para Navidad y tras otras dos semanas se volvieron a suspender los entrenamientos por la gran cantidad de contagios, y ya en marzo se empezó a entrenar en lo que podemos decir que sería la temporada de este año de marzo a junio. A pesar de todas estas circunstancias y dificultades las chicas no perdieron la ilusión en ningún momento, deseando de volver a jugar a voleibol en cuanto fuera posible.

La temporada ha sido muy buena para este grupo infantil femenino, llegando a alcanzar los objetivos principales de este grupo que son la iniciación al voleibol, conocimiento de la competición, adquisición de los valores del deporte, diversión y sentimiento de grupo y equipo. Esta categoría suele ser el comienzo para las chicas en este deporte, la adaptación de las chicas de primer año con las de segundo año fluyó desde el primer entrenamiento, aportando conocimientos y experiencia las chicas “veteranas”, e ilusión por aprender las chicas “nuevas”.

Además, este año también han acompañado la consecución de los objetivos secundarios como los resultados en la competición y el nivel de juego por las chicas que ha sufrido una evolución muy grande, mejorando cada día y obteniendo unos resultados que superaban con creces las expectativas creadas a principio de la temporada.

En definitiva, un año que les ha hecho aprender mucho a las chicas, superar las adversidades y crear un ambiente de equipo inmejorable.

¿Crees que este cuarto puesto sienta las bases para que en un futuro se consigan mayores logros en el voleibol femenino en Caravaca?

Como he dicho anteriormente los resultados no son el objetivo principal de esta categoría, pero la verdad que el cuarto puesto (a pesar de ser un simple número) fue más que merecido por las chicas, sobre todo por las sensaciones de nivel de juego que mostraron en la competición y su evolución. Tras la primera vuelta en la que se empezó a competir con apenas 5 entrenamientos, las chicas ganaron los partidos a todos los equipos que quedaron por detrás en la clasificación, pero apenas pudieron hacer frente a los tres primeros clasificados. La segunda vuelta pegó un cambió brutal en su nivel de confianza y diversión jugando, lo que les hizo pelear con las primeras clasificadas en unos partidos igualadísimos que les hizo sacar un punto ante las terceras clasificadas y hacerles varios sets en contra a las 2 primeras clasificadas.

Estas sensaciones de juego, diversión en la competición y evolución ascendente es lo que les ha hecho quedarse con ambición de seguir jugando, y sentar las bases para seguir trabajando el año que viene con muy buena base tanto en el equipo infantil como cadete de las chicas que pasan por edad de categoría.

Has entrenado tanto a equipos masculinos como femeninos, ¿cuáles son las principales diferencias entre unos y otros?

A pesar de que se pueden encontrar muchas diferencias entre el voleibol femenino y masculino, en estas categorías la diferencia no es tanta. La iniciación y formación en las categorías base es similar indiferentemente del sexo, los objetivos son los mismos y la forma de trabajar también. Lo que siempre te va a marcar las diferencias para trabajar son las características del grupo, pero esto no depende de chicas y chicos.

¿Cuál preferirías entrenar?

Como digo para mí es muy similar trabajar con chicas y chicos en estas categorías, por lo que no podría elegir ninguno.

Los equipos femeninos están creciendo año a año en Caravaca, ¿piensas que en un futuro existe la posibilidad de que las chicas lleguen a cotas más altas, como campeonatos de España o selecciones autonómicas?

Claro, ya tenemos el caso en estos últimos años de varias chicas que han estado a las puertas de ir con la selección autonómica, y creo que muy pronto puede llegar la oportunidad para chichas que están trabajando duro y alcanzando un muy buen nivel.

En el caso de asistir a campeonatos de España siempre es más complicado porque es necesario un equipo completo con unas capacidades muy altas, no te vale solo con unas pocas chicas que destaquen, sobre todo en la Región de Murcia con el gran nivel de voleibol femenino que hay. Pero si se sigue trabajando en esta línea, ampliando las bases y con el nivel de crecimiento que estamos teniendo estos años todo es posible.