Ya en la calle el nº 1052

La calle del Marmallejo, de Cehegín

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Francisco Jesús Hidalgo García.
Cronista Auxiliar de Cehegín

El topónimo del Marmallejo es uno de los más antiguos que conservamos en el Casco Antiguo de Cehegín.  Tenemos planteada una teoría sobre el origen del mismo. La clave se encuentra en el término “marmalla”.

Este nombre, “marmalla”, en desuso desde el siglo XVIII, era propio del castellano medieval y del siglo XVI, y hacía referencia a “un grupo de gente de mal vivir”, también denominada “morralla”. El Marmallejo, pues, en su origen medieval y el siglo XVI, haría referencia a un lugar donde se reunían grupos de gente marginal del vecindario de la villa.

Por su propia situación, muy cerca de la puerta de Caravaca, pero extramuros, era un espacio adecuado para la ubicación de algún mesón o prostíbulo, o quizá zona de trato de mercaderes sin escrúpulos, rufianes, o delincuentes. También es posible ese nombre porque allí viviera el sector social más pobre y miserable de la villa, el más marginal, y el término “marmalla” se hiciera entonces extensivo no ya a un grupo concreto de personas sino a la población de ese arrabal.

La calle del Marmallejo, de Cehegín

En esta calle del Marmallejo, continuando por otras, sucedió el día 4 de mayo de 1845, según nos relata el periódico El Español, de 22 de noviembre, un hecho que en aquel momento se consideró escandaloso, que acabó en los tribunales con unos días de cárcel para los “bromistas”. Este día, consagrado a la consideración religiosa de la Corona de Espinas de nuestro Señor Jesucristo, un grupo de jóvenes realizó una procesión en tono de guasa. Dice el periódico:

“A quienes propuso que si querían divertirse más, trajesen de casa de su maestro, que es alpargatero, un espadador o caballete de espadar cáñamo, y que él se bajaría las mangas de la camisa y se desnudaría hasta la cintura, y en esta forma lo pasearían en hombros montado en dicho caballete.

Que acogieron la idea con alegría, pero en lugar de aquel aparato formaron otro con los cayados que llevaban puestos en forma de cruz, y atándolos por medio formaron una especie de andas, en las que se colocó el Espolín, desnudo de cintura para arriba, y tomándolo en hombros los cuatro referidos, lo pasearon por varias calles incorporándoseles multitud de mozuelos y muchachos que iban de broma, y se les ocurrió el que tiznasen con hollín y aceite el Espolín, pero a propuesta de uno de los circunstantes lo hicieron con almagra, porque saltaría muy pronto, en cuyo acto reforzaron las andas con otros palos y siguieron su correría por varias calles…”

 El escándalo fue monumental, muy superior, y con consecuencias mayores a lo que los mozos habían previsto cuando organizaron esta “procesión”, pues todos acabaron detenidos.

En el año 1857, esta calle tenía 24 casas habitadas, con una población de 69 residentes fijos.  La mayoría de sus habitantes eran familias pobres, braceros, también un hilador llamado José Zarco Paterna, un quincallero de nombre Antonio Sánchez Fernández. Allí vivía también un alguacil, encargado de la cárcel, llamado Juan Mateo de Paco.

Esta es una de esas calles de hondo sabor popular típicas del Casco Antiguo ceheginero, conservando ese cierto regusto medieval en su trazado. Está ubicada cerca de la puerta medieval conocida como Puerta de Caravaca. En la Edad Moderna era más grande, y en el siglo XVIII se le conocía como el barrio del Marmallejo, puesto que contenía varias calles que fueron segregadas, para darles nombre, en 1896.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Sonrisa Saharaui
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco