La bendición de la Vera Cruz sobre la ciudad y sus campos cerraba anoche los actos del Solemne Quinario de la Exaltación de la Santa Cruz 2021. El obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, presidió la eucaristía de las 19:00 horas, que contó con la participación de los grupos del Carmelo. La ceremonia fue concelebrada por el nuevo vicario episcopal de la zona Caravaca –Mula, David Martínez; el prior de los padres carmelitas, Pascual Gil y el rector de la Basílica, Emilio Sánchez, junto a otros sacerdotes.

El obispo destacaba en su homilía la importancia del signo de la Vera Cruz para el mundo cristiano “vivir con fidelidad y libertad tu condición de cristiano, y llevar en tu pecho la Cruz de Caravaca, nos obliga a convertirnos cada día, estando llamados a la alegría de ser de Cristo”. Durante el acto se impuso la Cruz a los nuevos hermanos cofrades, entre ellos varios niños.

Al término de la misa, el hermano mayor de la Cofradía de la Vera Cruz, Luis Melgarejo; el alcalde de Caravaca, José Francisco García; y el consejero de Fomento, José Ramón Díez de Revenga, acompañaron al obispo durante la bendición desde los cuatro puntos cardinales mientras la Banda de Música interpretaba varias piezas. Los Armaos y los Caballeros del Palio custodiaron en el recorrido a la Sagrada Reliquia.

La jornada de la festividad de la Exaltación comenzó a primera hora de la mañana con un gran repique de campanas desde las torres y espadañas de la ciudad. A las 08:30 horas se celebraba la Santa Misa por los hermanos cofrades difuntos y la posterior adoración de la Santísima y Vera Cruz. Al finalizar la eucaristía la Sagrada Reliquia quedó expuesta y custodiada en su capilla por fieles voluntarios.

Las celebraciones de ayer cerraban cinco días de actos litúrgicos que en esta edición se han desarrollado bajo el lema ‘Camino, Encuentro, Cruz’ y que han tenido como protagonistas a cuatro de los caminos de peregrinación que tienen como destino final Caravaca.

Representando a cada uno de esos caminos, han presidido las distintas celebraciones del Quinario, el obispo de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro (Camino de San Juan de la Cruz); el delegado diocesano para el clero de la Diócesis de Guadix-Baza y párroco de Huéscar, José Antonio Martínez Ramírez (Camino Espiritual del Sur); el delegado diocesano de formación permanente de la diócesis de Orihuela –Alicante y canónigo de la concatedral de San Nicolás de Alicante, Pedro Luis Vives Pérez (Camino de Levante-Lignum Crucis); el obispo auxiliar de la diócesis de Cartagena, Sebastián Chico Martínez (Camino del Apóstol) y en la tarde de ayer el obispo de la diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes.