Francisco Fernández García
Archivo Municipal de Caravaca de la Cruz

A lo largo del tiempo varios han sido los caravaqueños que, con mayor o menor fortuna, han intentado dedicarse profesionalmente al mundo de la canción. Recordados son los nombres de los que lograron triunfar, sin embargo existieron otros cuya repercusión fue menor, terminando siendo olvidados, descoSalón Dorénocidos para todos, excepto para sus contemporáneos. Sobre uno de estos personajes versa la siguiente historia, una cantante infantil (tal vez sería más apropiado el término juvenil) que hace ahora precisamente un siglo intentó hacerse un hueco en el mundo del espectáculo, consiguiendo presentarse en Madrid y Barcelona. Se llamaba María Jesús, aunque era más conocida por “Stelita”, su nombre artístico.
Nuestra protagonista nació en Caravaca el 13 de septiembre de 1902, siendo bautizada con los nombres María Jesús Eloisa Felipa. Era hija de Encarnación Martínez Olmo, natural de Moratalla, soltera, por lo que se le impusieron los apellidos de la madre, al igual que sucedió con sus hermanos María Dolores, nacida en 1898, y Ángel Manuel, en 1904, siendo reconocidos los tres como hijos naturales en 1918 por Manuel Carlos de Rueda y López, también natural de Moratalla, lo que evidencia una relación duradera entre los progenitores, al margen de que no estuviesen casados.
Desconozco como fueron los inicios de la pequeña Stelita, ya que no he encontrado ninguna noticia al respecto, ni tampoco de sus actuaciones en nuestra ciudad, aunque seguro que las hubo, excepto una función benéfica que después se detallará. Su carrera debió comenzar muy pronto, puesto que en junio de 1914 la prensa menciona sus anteriores éxitos “en Murcia y principales poblaciones de Levante”.
Las primeras noticias las encontramos tres meses antes, en abril de 1914, con motivo de su actuación en el Circo Villar de Murcia, mas conocido con su posterior nombre de Teatro Circo, formando parte de la compañía Stela, de aquí tal vez su nombre artístico. Según la crónica aparecida en “El Liberal de Murcia”, el éxito de la compañía fue grande, aunque lo que más llamó la atención fue la cantante caravaqueña: “La pequeñita artista Stelita merece los más justos elogios. En cuantas canciones interpreta, el público le aplaude con verdadero entusiasmo, pues lo hace con tal gracia y tal desenvoltura que promete ser una de las artistas que habrán de figurar en primera línea”. Su actuación sorprendió al publico y la prensa recomendó la asistencia a tan adorable espectáculo: “Pocas son los días que queden para poder admirar e la pequeña Stelita y no es de dudar que solo por verla trabajar el Circo se ha de ver pletórico de selecto público. A los aplausos conquistados unimos el nuestro muy sincero, augurándole grandes triunfos en su carrera artística”.
Dos meses más tarde, el 12 de junio, se produjo su presentación en Madrid, concretamente en el desaparecido Teatro Martín, situado en el número 3 de la calle de Santa Brígida, obteniendo un destacado éxito, según recoge la prensa de la época: “En el teatro Martín ha debutado una artista encantadora. Es una niña de diez años que canta con un arte realmente sugestivo y que se mueve en un ritmo sencillamente arrebatador”. La precocidad de la joven cantante, unida a sus cualidades, gracia y simpatía, hicieron presagiar al anónimo cronista del “El Liberal”, una brillante carrera, que si bien nunca llegó a alcanzar las expectativas generadas en sus inicios, no por ello estuvo exenta de sus pequeños momentos de gloria: “Auguramos á la pequeña Maria Jesús Martínez Olmo, «Estelita», muchos triunfos en la carrera que hoy emprende con los aplausos que otras quisieran para sus mejores días”.
Con el fin de popularizarla entre el público de la capital, “El Heraldo de Madrid” publicó en la primera página de su edición del 21 de junio de 1914 una fotografía suya, junto a una breve reseña, gracias a la cual conocemos el título de su mayor éxito, del que fueron autores dos reconocidos caravaqueños: “María Jesús (Stelita), niña de diez años debutó en esta corte, el 12 del actual, en el teatro Martín con éxito extraordinario, siendo su canción favorita «El monoplano», música de don Joaquín Nogueras y letra de D. J. José Ibáñez”. En las anteriores informaciones se falseó la edad, haciéndola parecer algo menor, ya que tenía 11 años, a punto de cumplir 12, y no 10.
A sus actuaciones en Madrid sigue un año sin noticias hasta que junio de 1915 el semanario local “Heraldo de Caravaca” se hizo eco de dos exitosas actuaciones suyas en la vecina Cehegín, así como de varios ofrecimientos para actuar diferentes lugares: “Por referencias autorizadas sabemos el éxito alcanzado en el Teatro de Cehegín los días 6 y 13 del corriente mes, por la preciosa e infantil artista caravaqueña María Jesús Martínez (Stelita). En vista del triunfo artístico alcanzado por la lindísima artista, se le han hecho nuevas ventajosas proposiciones para actuar en diversos teatros. Nuestra enhorabuena a la encantadora y sin rival Stelita”. Entre las propuestas debía figurar una procedente de Orihuela, en cuyo recién inaugurado Salón Novedades se presentó en julio de ese año, siendo anunciada en esta ocasión como la “simpática niña Stelita”.
Su éxito debió de ser grande, haciéndose acreedora del cariño de los oriolanos, regresando a nuestra ciudad tras finalizar sus compromisos, como informó la prensa de esa localidad: “Ha salido para Caravaca la angelical artista tan querida de nuestro público Bella Stelita”. Igualmente la caravaqueña se hizo eco de su vuelta: “También ha regresado de Alicante y Torrevieja Dª. Encarnación Martínez con su monísima Stelita que ha sido obsequiada con valiosos regalos”; según lo cual, además de en Orihuela también debió de actuar en otras poblaciones alicantinas.
Permaneció en Caravaca el resto del verano, participando el 22 de septiembre en “una gran velada artística en el Teatro Thuillier a beneficio del notable Profesor D. Raimundo Rodríguez (hijo)”. La función alcanzó un gran éxito, destacando la actuación de la juvenil artista, a quien el público estaba deseando ver tras sus recientes triunfos: “La niña María Jesús Stelita cantó varios couplets y francamente confesamos que no encontramos frases para reseñar a la magnífica y diminuta artista que sugestiona con su gracia y encanta con su hermosura”.
Pocos días después se trasladó a Murcia, contratada para actuar en el popular Teatro Ortiz (actualmente Cine Rex), especializado en “números de varietés”. Su debut se anunció para el lunes 4 de octubre, cautivando nuevamente a los espectadores murcianos gracias a su simpatía y desparpajo: “Anoche hizo su reaparición ante nuestro público la pequeña y notable canzonetista «Stelita», tributándosele una cariñosa acogida y nutridos aplausos al final de todos los números”.
Las navidades las pasó en Caravaca, a donde viajó desde Murcia en compañía de su hermana, estudiante de magisterio en esa ciudad: “Con motivo de las vacaciones de Navidad, ha regresado de Murcia la bella Srta. Dolores Martínez, aprovechada alumna de la Escuela Normal de Maestras, acompañada de su monísima hermana la notable artista Stelita”.
A mediados de 1916 se presentó en Barcelona en el prestigioso Salón Doré, ubicado en las Ramblas, actualmente desaparecido, produciéndose su debut el 17 de junio. También aquí obtuvo un destacado triunfo, según detalla nuestra prensa haciéndose eco de las noticias aparecidas en la catalana: “A nuestras manos llegan periódicos de Barcelona, en los que justamente se encomia el arte y la hermosura de la pequeña y lindísima artista caravaqueña, María Jesús Stelita, que con gran éxito ha debutado en el salón Doré, uno de los mejores Salones de Barcelona y por el cual han desfilado las mejores artistas mundiales. Su labor fue premiada con delirantes ovaciones. Celebramos como cosa propia el éxito obtenido y le enviamos con nuestro aplauso, nuestra enhorabuena más sincera”. Su presentación tuvo la anécdota de que tuvo lugar el mismo día que su hermana concluía sus estudios, circunstancia que no paso desapercibida a los redactores de “El Siglo Nuevo”: “Por nuestro colega de Barcelona «La Libertad» fecha del 17 del corriente, nos enteramos que el día 16 debutó en el aristocrático cine de aquella población, titulado «Cine Doré», nuestra paisana María Jesús «Stelita» la que consiguió un éxito como coupletista y bailarina. En el mismo día, su hermana, la encantadora Srta. María de los Dolores Martínez-Olmo hizo la reválida de maestra nacional con la nota de sobresaliente. Nuestra enhorabuena a tan aplicadas hermanas”.
Hasta aquí el relato de cuanto he podido averiguar. Es posible que, al igual que sucediera con otros artistas precoces, la adolescencia pusiera fin a sus aspiraciones, pero eso es algo que no podemos asegurar. La última información que conozco procede de una anotación en la página de su registro bautismal, según la cual contrajo matrimonio con Manuel Pérez García el 10 de julio de 1952 en la Parroquia de la Concepción de Madrid.