JAIME PARRA
El pasado sábado 8 de agosto la Asociación Cultural Banda de Música de Moratalla participó en el XI Festival de Bandas «Villa de Blanca». Este acto se encuadra dentro de los acontecimientos que la citada asociación está desarrollando, con motivo de su 160 anivLa banda en Blancaersario. En este caso se trata de la promoción cultural fuera del ámbito municipal, promocionando Moratalla como pueblo de gran arraigo musical.
El concierto se realizó en la Plaza de la Iglesia. Anterior a éste, la banda anfitriona (Agrupación Musical de Blanca) y la Banda de Moratalla, realizaron un pasacalles por la Gran Vía. La banda de música invitada comenzó su actuación con el pasodoble dedicado a dicha banda «Moratalla», compuesto por su actual director; interpretaron a continuación un programa de gran nivel artístico: Finlandia Op. 26, cuadro sinfónico de Jean Sibelius y una selección de danzas de West Side Story del gran Leonard Berstein. Concluyeron su actuación agradeciendo a Blanca su amable bienvenida con la obertura de zarzuela de Ruperto Chapí, El Tambor de Granaderos.
Por su parte la Agrupación de Blanca abrió su actuación nuevamente con un pasodoble de Teo Ludeña (Director de la Banda de Música de Moratalla); el dedicado a su hija Carmen María. Siguieron a éste las obras: El Camino Real, fantasía latina de Alfred Reed; El Conde de Monte Cristo de Otto M. Schwarz, concluyendo con Pinceladas Murcianas de A. Ginés Abellán Alcaraz.
A pesar de haber sido realizado en señaladas fechas vacacionales, ambas bandas de música subieron al escenario alrededor de cincuenta músicos cada una, y la plaza se llenó de blanqueños y visitantes para escuchar y aplaudir con admiración y respeto el trabajo de ambas asociaciones. El acto fue presidido por la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Blanca, Ester Hortelano Ortega, y representantes de la Federación de Bandas de Música de Murcia. La presidenta de la Federación y Vicepresidenta de la Confederación Española de Sociedades Musicales, Dª Ginesa Zamora Saura, destacó el nivel interpretativo y la función que la música tiene en la formación de sus integrantes y de sus pueblos, así como la labor social que desempeña. Tras los galardones a bandas y directores e imposición de corbatines a las banderas, el acto concluyó con la interpretación del Canto a Murcia de La Parranda, del maestro Francisco Alonso.
Además de esta actuación y lamentando no tener el apoyo institucional del que sí que gozan el resto de bandas de nuestra región, la Banda de Música de Moratalla continuará con sus actos conmemorativos de su 160 cumpleaños, por lo que tiene previsto actuar en septiembre y octubre en los pueblos de Pliego y Alhama de Murcia, donde le gustaría poder interpretar Primera Suite «tierradentro» escrita por su director, para llevar sus tradicionales tambores y la música de raíz, para que Moratalla suene y suene al resto de pueblos como un enclave de belleza cultural.