ALFONSO MARTÍNEZ BAÑOS/Diputado socialista en la Asamblea Regional

El 5 de diciembre de 2009, Ramón Luis Valcárcel, presidente del Gobierno regional y del PP, junto a José Ballesta, consejero de Fomento de la época, presentaron a bombo y platillo la que iba a ser la autovía del norte de la Región. Una carretera que uniría, en una primera fase, Jumilla-Venta Olivo-Caravaca-Venta Cavila, y en otra posterior, Venta Cavila con Lorca. El presupuesto de construcción era de 325 millones de euros para la primera fase, con un trazado de 68 kilómetros.

Estado carretera Alhama-Pliego

Han pasado 11 años y de aquella autovía ya nunca más se supo, hasta hace unos meses. Me consta que las alcaldesas y alcaldes del altiplano y noroeste la han reclamado insistentemente a los diferentes Gobiernos regionales del PP, y que los presidentes de turno se comprometieron a cumplir con la promesa de Valcárcel del año 2009. Sin embargo, ni han cumplido ni van a cumplir. Esta es una más de las promesas incumplidas del PP, tras más de 26 años en el Gobierno regional.

El gobierno de España del PSOE está realizando un esfuerzo inversor en infraestructuras sin precedentes en la región de Murcia. Más de 3.000 millones de euros hasta el año 2026 en renovar toda la red ferroviaria y modernizar trenes, y más de 1.000 millones de euros en carreteras. Más de 4.000 millones de euros se están invirtiendo e invertirán en la Región en los próximos años. Estas inversiones eran impensables hasta la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno de España.

El arco noroeste, el arco norte de la ciudad de Murcia, el tercer carril entre Crevillente y Alhama, la finalización de la autovía que une Murcia con Valencia por Jumilla y Yecla, la autovía del Reguerón, la RM-1, etc. Son algunas de las inversiones en carreteras que se están ejecutando o se van a ejecutar de inmediato.

En cuanto al ferrocarril, el mejor resumen es decir que toda la red ferroviaria de la Región de Murcia se va a adecuar al ancho internacional y a electrificar. En el año 2026 tendremos la red ferroviaria y los trenes más modernos de España y posiblemente de Europa.

El esfuerzo inversor en infraestructuras del Gobierno de España del PSOE contrasta con la nula inversión del Gobierno regional del PP. Hay que remontarse mucho para encontrar alguna inversión relevante del Gobierno regional en materia de infraestructuras, porque en la última década, nada de nada. El abandono de las carreteras que son de su competencia es total, solo hace falta darse una vuelta por algunas de ellas. El ejemplo más relevante lo tenemos en la RM-1, una autovía que une la pedanía murciana de Zeneta con San Javier. Una autovía que posiblemente debería de cerrarse al tráfico por el mal estado en que se encuentra y el riesgo para la seguridad vial. No es la única, encontramos cientos de ejemplos en la red de carreteras que son de competencia regional y que presentan un estado de abandono total.

El desfile de consejeros de fomento del Gobierno regional en los últimos años ha sido constante. Todos malos gestores, pero el peor está siendo el actual. Su incapacidad para gestionar sus competencias es total y absoluta, por eso continuamente mira y exige al Gobierno de España. Anuncia un pacto regional en materia de infraestructuras, del que el resto de Partidos Políticos nos hemos enterado por la prensa, y cuyo contenido, según lo publicado, se refiere solo a las infraestructuras competencia del Estado.

Es muy grave que el consejero ignore que ya existe tal pacto entre las fuerzas políticas, refrendado en la Asamblea Regional. Lo hicimos en un monográfico de infraestructuras y lo actualizamos en los acuerdos adoptados para la recuperación económica y social tras la COVID. Y lo más grave es que lo circunscriba a infraestructuras que no son de su competencia, demostrando que es un incompetente.

Ante la incapacidad de los diferentes gobiernos regionales y consejeros de Fomento de turno, el actual, reconociendo que no va a cumplir lo prometido por el PP, le exige al Gobierno de España que construya la autovía del norte, aquella que anunciaron a bombo y plantillo Valcárcel y Ballesta en 2009. Digo yo que después de 11 años sin cumplir sus promesas, eso de exigir a otros lo que ellos han sido incapaces de hacer está fuera de lugar.

Deberían ser un poco más humildes, reconocer que han arruinado a la Comunidad Autónoma con una deuda que supera los 11.100 millones de euros, que son incapaces de gestionar y financiar una infraestructura como la autovía del norte, y sentarse a negociar con el Gobierno de España, la Comunidad Valenciana y la de Andalucía una formula que haga realidad esta autovía; pero me temo que ni para esto son capaces.